• En algunas ocasiones os he comentado, que la idea de este blog, no es tanto presentaros platos que no conozcáis, sino, presentaros propuestas para las comidas y cenas diarias, y que tan complicadas son a veces de organizar.

    Hoy estamos ante una de esas recetas, que todos conocéis, pero que algunos, y me pongo de ejemplo, no siempre cocinamos, principalmente porque no nos acordamos ni de su existencia.

    Es una verdura típica del invierno, y os aseguro, que aunque no os guste este ingrediente, sé que tengo seguidores que cuando pongo verduras ni me leen, os puedo asegurar que está riquísima.

    Si lo acompañáis de un rico chorizo fresco, es  ideal como plato único. En Sanabría, cuando pasaba allí mis vacaciones navideñas de pequeña y no tan pequeña, siempre lo cocinaban mi madre y mis tías  junto con un chorizo de los que embutían en esas fechas. ¡Qué rico estaba!, ahora con tanta dieta, elimino el chorizo. Los que me sigáis y hayáis disfrutado de estas tierras seguro que lo habéis comido.

    La preparación es muy sencilla, la podéis dejar cocinada con antelación y si os sobra podéis congelarla. Así que me parece ideal, para el propósito de este blog.

    Empiezo como siempre con los ingredientes.

    • Un repollo
    • ½ manzana
    • Aceite de oliva Virgen
    • Pimentón dulce de la Vera
    • Chorizo fresco

    Laváis el repollo hoja a hoja, y lo ponéis a cocer en la olla exprés en agua y sal, junto con la media manzana, para que no huela. Es lo malo que tiene esta verdura, el olor que desprende cuando se cueza.

    Lo dejáis cocer durante 30 o 40 minutos, desde que la válvula empiece a silbar.

    Pasado ese tiempo, escurrís y reserváis. ¡Acordaos de quitar la manzana!.

    Mientras se cuece, podéis ir friendo el chorizo, en una sartén con un poquitín  aceite de oliva Virgen. Hacedlo a fuego lento, para que no se “arrebate”.

    Una vez tengáis el chorizo preparado, lo reserváis y el aceite de freírlo lo incorporáis al repollo.

    En una sartén ponéis un chorrito de aceite y calentáis. Cuando esté, dejáis templar y añadís ½ cucharadita de pimentón, lo mezcláis bien, y  añadís la mezcla al repollo. Rehogáis a fuego lento durante 10 minutos y ya tenéis preparada esta rica receta.

    Servidlo acompañado del chorizo.

  • Carnes 15.02.2018 No Comments

    Como os he contado innumerables veces, para este blog, “tiro” de recetas familiares, de revistas, anuncios, y por supuesto de amigos y conocidos.

    En este caso se la debo a Mónica, una amiga de la playa y que además es madre de una amiga de mi hija pequeña. Cada vez que va a su casa a comer se la cocina.

    Lo he tuneado un poco y espero que no le importe, y tengo que decir, que María, me dijo cuándo lo cociné, que estaba muy bueno pero que el de Mónica estaba tan rico como este o más.

    La verdad es que cuando le pedí la receta me dijo que era muy fácil y tengo que reconocer que tenía razón. Y también tengo que darle la razón a mi hija porque está muy, pero que muy bueno.

    Los ingredientes sencillos, únicamente indicaros que si lo podéis hacer con solomillo de cerdo ibérico mejor.

    Para un solomillo de cerdo ibérico, que pesa unos 300 o 350 grs, necesitaréis

    • 1 cebolla
    • 1 solomillo de cerdo ibérico
    • 250 ml de nata de cocinar
    • 2 cucharadas de Azúcar moreno
    • Un chorro de vino de Jerez
    • Aceite de Oliva Virgen
    • Sal y pimienta negra

    Lo primero es caramelizar la cebolla, y este es el tuneo que he hecho. Para ello, cortáis la cebolla muy picada y la pocháis en aceite. Cuando está transparente, añadís el vino de Jerez (esto también es aportación mía para caramelizar la cebolla, le da un sabor estupendo) y cuando se haya evaporado el vino, incorporáis el azúcar removéis y mezcláis y reserváis

    Mientras se hace la fritada, cortáis el solomillo en filetes de un dedo o dedo y medio de grosor, salpimentáis y los dais vuelta y vuelta en una sartén con un poco de aceite de oliva Virgen.

    La mitad de  cebolla caramelizada la mezcláis con la nata y la trituráis.

    Cuando ya están los filetes, añadís a la carne  la mezcla de la cebolla triturada con la nata y con el resto de la cebolla, y dejáis cocinando todo un poco, para que se mezclen los sabores, y ya está este rico plato

    Emplatais y a comer.

    ¿Verdad que es fácil?

  • Arroces y Guisos 08.02.2018 Comentarios desactivados en RISOTTO DE BOLETUS CON FOI

    Me encantan los platos de arroz,  de hecho, tengo unos cuantos colgados en el blog. Y eso que al principio, cuando empecé a darme cuenta de que adoraba la cocina, hace ya muchos, muchos años, no los cocinaba casi nunca, porque me daban pavor.

    Será porque la primera vez que cociné una paella, allá por los años 90, le eché tanta agua, y lo tuve tanto tiempo cocinando, que Javier, mi marido, mi mejor y fan y también mi primer conejillo de Indias, tuvo que tirar todo, menos el marisco que habíamos comprado, claro, que nos lo comimos bien cocidito.

    Pero, cuando descubrí que siguiendo un guión, no era difícil, no hay arroz que se me resista.

    Además se pueden comer en cualquier temporada. Todo depende de lo que le agreguemos

    Este está buenísimo y os aseguro que merece la pena dedicar un ratito, para disfrutar luego de un plato más que delicioso.

    Y sin más, os propongo ya los ingredientes, para que este fin de semana, os pongáis manos a la obra.  Como ahora no encontraréis boletus, usadlos congelados, no es lo mismo, pero la verdad es que hacen el apaño

    Las cantidades son para 4 personas:

    • 1 cebolla
    • 250 grs de Boletus
    • 150grs de Foi fresco
    • 250 grs de arroz tipo bomba
    • Nata
    • Queso Parmesano
    • 1,3 l entre el caldo de carne o pollo

    Empezamos con la preparación que os aseguro, es bastante sencilla

    Lo primero que tenéis que hacer es el caldo, si no lo tenéis en el congelador, claro. Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne o unas verduras, y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    En la cazuela que vais a cocinar el arroz ponéis un poco de aceite y doráis la cebolla muy, muy picadita.

    Cuando esté dorada la cebolla, incorporáis las setas, debidamente descongeladas y rehogáis un poco.

    A continuación, añadís el arroz rehogáis y luego regáis con el caldo.

    Si os gusta más o menos caldoso deberéis añadir un poco más o menos de caldo al final de la cocción. Tened en cuenta que debe quedar un poco cremoso, no es un arroz seco

    El arroz lo debéis tener unos 20 minutos cociendo. Cuando falten 5 minutos, incorporáis la nata y el queso y removéis para que se mezcle bien.

    Pasado este tiempo, dejáis reposar 5 minutos y mientras salteáis el foi en una sartén durante 2 minutos.

    Emplatáis el arroz, poniendo por encima los trozos de foi

    Venga, ánimo, ya veréis como es más sencillo de lo que os pueda parecer

  • Pastas 01.02.2018 Comentarios desactivados en SPAGUETIS DE LA COCA- COLA

    En muchas ocasiones, os he comentado, que las recetas que os propongo, las saco o de familiares, o de amigos, o de revistas o como en este caso de anuncios de la televisión.

    Fue Javier, mi marido, el que me propuso que la cocinara, así que entré en internet, busqué el video y aquí está el plato cocinado.

    Por supuesto es muy sencillo de realizar, y los ingredientes los tenéis en cualquier frigorífico, el secreto, tener albahaca fresca y comer el plato  justo cuando lo hayáis cocinado

    Necesitaréis

    • 1 Diente de ajo
    • 1 cebolla
    • 3 Zanahorias
    • 1 kg de tomates muy rojos
    • ½ Kg de Espaguetis
    • Albahaca fresca.
    • Aceite de Oliva VIrgen

    Lo primero es preparar la salsa, lo cual podéis hacer con antelación y luego calentar al servir.

    Como tenéis que pelar los tomates, primero escaldarlos un poco en agua caliente para que os sea más sencillo

    En una sartén ponéis una buena cantidad de aceite de Oliva Virgen, y cuando esté caliente, incorporáis la cebolla picada finamente. Cuando esté transparente, añadís la zanahoria pelada y cortada en rodajas finas, el diente de ajo laminado y los tomates, pelados, quitados las semillas y también cortados en trozos, dejáis que se cocine todo poco a poco.

    Cuando ya esté casi la fritada, incorporáis la albahaca fresca y dejáis que todo tome sabor durante 2 o 3 minutos.

    Mientras, si lo vais a comer en el momento, cocéis los espaguetis en abundante agua caliente y salada durante 10 minutos, si es pasta seca, o 4 minutos si es pasta fresca. De todas formas para estos tiempos, mirad las instrucciones del fabricante. Cuando se termine de cocer, la refrescáis. Ya sé que esto hay, gente que no le gusta hacerlo, pero yo si soy partidaria

    Una vez cocinado todo, en un plato ponéis la pasta, encima la fritada, espolvoreáis pimienta recién molida y después unas hojitas de albahaca fresca por encima.

    ¿ A qué apetece un montón comerla? Espero que os guste

  • Pescados y mariscos 25.01.2018 Comentarios desactivados en LUBINA SOBRE PISTO

    La verdad es que mira que está rico el pescado, pero no se  vosotros,  yo,  como casi siempre lo tomo para cenar, tiendo a cocinarlo a la plancha o al horno.

    Y además a estas horas, como casi todos estamos ya un poco cansados, queremos recetas sencillas y fáciles de cocinar. Pero de vez en cuando, no viene mal, saltarse el sota, caballo, rey, y hacer una cocción distinta.

    Esta que os propongo, es muy sabrosa, y no es nada complicada, y además es saludable.

    Los ingredientes, son sencillo y como la base la podemos reparar con antelación, al final, resulta que tampoco es tan complicado. Además el pisto, lo podéis utilizar parq acompañar cualquier otro plano de carne o huevos-

    Necesitaréis:

    • 1 calabacín
    • 1Kg de tomates pera
    • 1 cebolla mediana
    • 1 pimiento verde
    • 1 pimiento rojo
    • Aceite de oliva virgen , sal
    • 2 Lubinas

    Preparáis el pisto, tal y como os dije cuando colgué la receta, aunque no os preocupéis, si no os apetece buscar la receta, os lo repito otra vez

    Lo primero es preparar una buena salsa de tomate, para ello, ponéis en una cacerola un buen chorro de aceite, y cuando esté caliente añadís los tomates troceados. Dejáis cocer a fuego medio durante 1 hora más o menos.

    Mientras se cocina el tomate, picáis muy picadita la cebolla, la saláis y la ponéis a pochar en una sartén con aceite  a fuego lento (en el 5 si tenéis 9 números), a continuación picáis pequeño el pimiento rojo y el verde lo saláis y lo añadís a la cebolla. Cuando ya está casi hecho lo anterior, incorporáis el calabacín también picado pequeño y salado y dejáis freír hasta que todo esté blandito.

    Cuando la fritada ya está hecha la ponéis en un plato con papel absorbente debajo, para que suelte todo el aceite

    Una vez cocinado el tomate lo pasáis por el pasapuré de esa manera os evitáis tener que pelarlos y quitarles las semillas antes de cocinarlo.

    Seguidamente la  mezcláis en un bol con el tomate frito. Podéis poner la cantidad de  tomate que os parezca mejor para dejar la fritada a vuestro gusto.

    A continuación, preparáis los lomos de lubina, que habréis pedido al pescadero que os quite la espina y la piel, a la plancha. Una vez cocinado emplatáis, poniendo una base de pisto y encima el filete de lubina

    ¿Saludable verdad?, pues para estos días detox nos va a venir fenomenal

  • Postres 15.01.2018 Comentarios desactivados en BIZCOCHO DE YOGURT

    Ya han pasado las Navidades y estamos metidos en pleno invierno con sus olas de frio y sus nevadas, con lo cual las tardes después de trabajar o los fines de semana, toca manta, buen libro y una buena taza de chocolate acompañada de un rico bizcocho casero.

    Este de hoy en un clásico, de hecho en mi casa, para desayunar, raro es el día que no lo tenemos.

    Se cocina en un periquete, y la verdad es que luego está tan rico, que cuando se acaba no da pereza ninguna ponerse a elaborarlo.

    Yo lo suelo hacer en un molde de 20 cm, pero si queréis hacerlo más grande, ya sabéis incorporáis más cantidad de ingredientes proporcionalmente.

    La receta inicial que tenía, la he tuneado, aumentando un yogurt más. Mi hija Sandra me lo propuso para probar y la verdad, es que queda más jugoso. El azúcar, como siempre para repostería, blanquilla, y la harina si tenéis, podéis usar de las que venden especiales para bizcochos

    Buenos pues empiezo ya con los ingredientes:

    • 2 yogures naturales
    • 2 huevos enteros crudos
    • 3 medidas de yogurt de harina
    • 2 medidas de yogurt de azúcar blanquilla
    • ½ medida de yogurt de aceite de Oliva Virgen
    • ¾ de un sobre de levadura Royal

    En un bol, ponéis los huevos y el azúcar u batís. A continuación vais añadiendo la harina tamizada poco a poco mezclando todo bien con la ayuda de una cuchara de madera.

    Después incorporáis el aceite y al final la levadura.

    Cogéis el molde y lo untáis con aceite, para que no se peque y añadís la mezcla anterior, lo introducís en el horno precalentado a 180º, durante 40 o 45 minutos.

    No durante el tiempo de cocción, no abráis el horno, para que no se baje. Cuando haya pasado el tiempo, comprobad que esté hecho, pinchándolo con una aguja, si sale limpio, ya está.

    Dejáis enfriar, desmoldáis y a comer.

  • Pescados y mariscos 28.12.2017 Comentarios desactivados en TARTAR DE SALMON

    Ya llegó la última semana del año. Hacemos balance, de lo que nos ha ido bien y de lo que nos ha ido mal.

    También hacemos propósitos, de los nuevos proyectos que queremos hacer el próximo año, entre los cuales espero que esté, el seguir cocinando o el empezar con ello los que no lo hagáis todavía. Y sobre todo, sobre todos, espero que sigáis siendo fieles a este blog y a las recetas que os propongo y  que con tanto cariño elaboro cada semana.

    Bueno y después de estos buenos deseos, empiezo con la receta de hoy.

    Se la debo a mi hija Sandra, que ya os he dicho muchas veces que es muy sana, así que como podéis imaginar es una receta sencilla y muy saludable.

    Os la propongo hoy, porque me parece que os puede servir para un entrante, para el día de Nochevieja

    Las cantidades que os voy a decir, son para cuatro personas, pero ya sabéis que si sois más, con añadir las cantidades proporcionalmente es suficiente.

    Lo podéis presentar al centro y que cada uno se sirva, o poner en platos individuales. En función de lo que decidáis, el aro para la presentación deberá ser más grande o más pequeño.

    Empezamos

    • 300grs de salmón ahumado
    • 1 cucharadita de vinagre de Módena.
    • 2 cucharadas de aceite de oliva Virgen.
    • Unas gotas de zumo de limón.
    • 1 cucharadita de salsa de soja
    • 1 tomate
    • ½ aguacate
    • ½ cebolleta
    • Sal

    Picáis el salmón en tacos pequeñitos y lo ponéis en un bol, junto con el aceite, el zumo de limón y la salsa de soja. Tapáis con papel film y dejáis reposar durante 30 minutos en el frigorífico.

    Seguidamente picáis también en dados, las verduras y el aguacate, y cuando hayan pasado los 30 minutos, lo incorporáis a la mezcla de salmón, tapáis de nuevo, y dejáis reposar otros 20 minutos.

    Una vez pasado el tiempo, probáis y si le falta sal la añadís. Debéis tener cuidados con este condimento, ya que el salmón y la salsa de soja, suelen salar.

    A continuación,  si ya vais a servirlo ya en la mesa, emplatáis con aros pequeños o grandes, en función de la presentación que queráis hacer. Si no la vais a servir en el momento, dejadlo en el bol tapado, para que el salmón no se oxide.

    Os deseo, que tengáis una salida y entrada de año, estupenda, y espero que el 2018 sea para todos vosotros  mejor que el 2017.

    Muchas gracias a todos por haberme seguido durante estos 365 días

  • Sopas y cremas 21.12.2017 Comentarios desactivados en CREMA DE GAMBAS

    Esta semana, aunque os parezca mentira, es el día de Nochebuena. Ya no queda nada.

    Muchos de vosotros, seguro que recibís a familiares en casa, y para estos casos, las cremas son muy socorridas. Ya que nos permite hacerlas con anterioridad.

    En este caso, os propongo una de gambas, pero cualquiera de las que hay colgadas en el blog, son deliciosas.

    Es deliciosa, y además es sencilla, cosa que viene muy bien en esas fechas.

    Necesitaréis caldo de pescado, así que ya sabéis id recolectando cabezas y espinas junto con las orejetas de los pescados y, o bien preparáis pequeñas cantidades de caldo y congeláis, o bien, las guardáis crudas en el congelador y luego las cocináis todas juntas. O si no, podéis comprar huesos de rape, que queda delicioso.

    Sin más empezamos con la preparación, así que ahí van los ingredientes.

    • ½ kg de gambas frescas crudas.
    • 1 tomate
    • 1 zanahoria
    • 1 cebolla
    • 1 trozo de pimiento rojo
    • 2 diente de ajo.
    • 1 litros de caldo de pescado o verduras.
    • 100 ml de nata líquida para cocinar.
    • Aceite de oliva virgen extra

    Peláis y picáis 1 tomate, la zanahoria, la cebolla, el pimiento rojo y un diente de ajo y lo rehogáis todo en una cazuela con un poco de aceite durante 5 minutos.

    Mientras, peláis las gambas y añadís a la cazuela, la mitad de las gambas y las cabezas, dejando el resto de las gambas reservadas.

    Rehogáis todo un poco y añadís el vino blanco, dejando que todo se cocine durante 20 minutos.

    Una vez cocinado, batís todo con la batidora, añadiendo la nata , coláis por el chino y reserváis.

    Antes de servir ,si queréis, yo en este caso no lo he hecho, ponéis en una sartén el otro diente de ajo fileteado y salteáis el resto de las gambas. Calentáis la crema, la ponéis en cuencos individuales y decoráis con las gambas, espolvoreando un poco de perejil picado, para darle más color.

    ¿Veis que fácil? Seguro que hacéis las delicias de todos vuestros invitados.

  • Postres 14.12.2017 Comentarios desactivados en PALMERITAS

    La receta de hoy, por primera vez en los casi cinco años que llevo con este blog, no la he cocinado yo.

    Ya os dije en su día, que con mis hijas, cuando eran pequeñas, llovía y no podíamos ir a la calle, me dedicaba a cocinar con ellas, sobre todo dulces. Y el poso queda, como dice mi amiga Marta.

    Con el tiempo, las dos se han hecho unas estupendas reposteras, y de vez en cuando nos deleitan con algunos de sus ricos dulces.

    Este es uno de ellos y me ha parecido buena idea, traerlo aquí, para que los que tenéis niños pequeños, podáis disfrutar con ellos, y los que no los tengáis pues la cocinéis y disfrutéis vosotros con vosotros mismos.

    Los ingredientes , muy sencillos, porque el hojaldre, lo compráis hecho.

    Necesitaréis:

    • 1 masa de hojaldre fresco
    • Azúcar.

    Pues ale empezamos. Es muy sencilla y espero que con las explicaciones que os dé se entienda perfectamente, porque explicarlo, cuesta un poco.

    Extendéis la masa de hojaldre y espolvoreáis azúcar. Con ayuda de un rodillo, hacéis que penetre el azúcar en la masa.

    Marcáis una línea que divida la masa por la mitad, y dobláis cada esquina superior hacia esa línea. Volvéis a echar azúcar y otra vez, lleváis cada esquina hacía la mitas que habéis marcado. Repetís este paso, hasta que os quede como un cilindro.

    Cortáis rodajas de medio centímetro y las colocáis en la bandeja del horno. Poned papel sulfuroso, para que no se peguen.

    La metéis en el horno precalentado  a 180º durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, las dais la vuelta y las dejáis entre 2 y 5 minutos más.

    Y ya está. Ahora toca disfrutarlas, acompañándolas de, por ejemplo, un rico chocolate a la taza.

  • Sopas y cremas 30.11.2017 Comentarios desactivados en CREMA DE LENTEJAS

     

    Empezamos con la temporada de cremas, llega el otoño y ya apetece comer todos los días un plato de cuchara, y para eso estas recetas son muy adecuadas

    Para mi gusto la mejor lenteja es la castellana, pero también están las francesas, para gusto, colores.

    Tiene otras ventajas, la podéis hacer a partir de unas lentejas que os hayan sobrado o bien la podéis cocinar exprofeso, además, podéis congelarla, y tenerla para otro día, en este caso, solo tenéis que pasar de nuevo la batidora y ya está.

    La cantidad de lentejas os la doy por puñados, porque no todos tienen una báscula en casa

    Los ingredientes para cuatro personas son:

    • 6 puñados de lentejas
    • Caldo de carne
    • 2 patatas
    • 1 zanahoria
    • ½ tomate
    • 1 hoja de laurel
    • Aceite de oliva virgen
    • 1 diente de ajo, 1 trocito de pimiento verde
    • ½ cucharadita de pimentón de la Vera
    • 1 chorrito de nata líquida

    Como pasa con todas las legumbres, hay que ponerlas en remojo 8 horas.

    También necesitaréis caldo de carne o pollo. Si no tenéis, tendréis que prepararlo. Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne o unas verduras, y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    Tenéis que saber, que las lentejas, se cuecen muy rápido

    En la olla exprés ponéis las lentejas, las patatas chascadas, la zanahoria, el tomate y el pimiento troceados, el diente de ajo y la hoja de laurel. Cubrís con el caldo  y también añadís la sall, claro

    Lo dejáis cocer todo durante 5 minutos desde que empiece a silbar la válvula.

    Cuando ya esté todo cocido, destapáis. En una sartén ponéis un chorrito de aceite y cuando esté caliente, retiráis y añadís el pimentón y lo incorporáis al guiso. Dejad que se cocine todo a fuego lento durante 10 minutos con la olla destapada, para que se mezclen todos los sabores.

    Una vez cocido lo pasáis todo con la batidora y saláis. Si ha quedado un poco espesa podéis añadir caldo.

    Si la vais a comer en el momento incorporar la nata ahora, si la vais a comer más adelante incorporarla en el momento de comerla y después de haberla calentado para que no se pegue en el fondo de la cazuela.

    Espero que disfrutéis con esta rica crema

  • Sopas y cremas 23.11.2017 Comentarios desactivados en SOPA DE LEGUMBRES

    Bien es verdad, que aunque estemos en Noviembre, por lo menos en Madrid, mucho ambiente otoñal no tenemos con estas temperaturas tan estupendas que tenemos.

    Aunque todo se andará, y llegar, llegará, y para esos fríos, las sopas son muy pero que muy agradables, y muy, que muy, socorridas.

    Esta de hoy, como además es muy contundente, casi que la podéis consumir como un plato único. Y otra ventaja, si sobra podéis congelarla

    Las legumbres, las podéis utilizar secas o de bote, con estas últimas ahorráis un tiempo estupendo, yo como ya sabéis que soy una enamorada de la cocina y que no me cuesta trabajo, es más me gusta, las utilizo secas y las cuezo.

    En cuanto a la variedad de legumbres, para gusto colores, yo os propongo unas, pero podéis utilizar las que queráis

    Nos os entretengo más con mi charla, y empiezo con la receta.

    Lo primero los ingredientes, necesitaréis para 4 personas:

    • 3 puñados de alubias blancas
    • 3 puñados de garbanzos
    • 3 puñados de lentejas
    • 2 litros de caldo de pollo o carne
    • ½ cebolla
    • Aceite de oliva virgen.

    Ya sabéis que las legumbres, si no las utilizáis de bote, tendréis que ponerlas en agua la noche anterior

    También hay que preparar el caldo, esto lo podéis hacer con antelación o el mismo días. Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    Al día siguiente, cocéis cada legumbre por su lado, en el caldo de carne, para que coja sabor. Ponéis en la olla exprés , caldo frío e incorporáis cada legumbre. Las judías y los garbanzos en 25 minutos después de que la válvula empiece a silbar, estarán, las lentejas solo necesitan 5 minutos.

    En una cazuela, poned a pochar la cebolla en aceite. Cuando ya esté transparente, retiráis y mezcláis con la mitad de las legumbres en la batidora y trituráis.

    En la misma cazuela en la que habéis cocinado la cebolla, incorporáis 1 litro de caldo, junto con las legumbres reservadas y las trituradas.

    Dejáis cocer durante 10 minutos para que se mezclen los sabores y servís calentito.

    Disfrutad de estos días tan agradables

  • Pastas 16.11.2017 Comentarios desactivados en HÉLICES CON POLLO A LA GRIEGA

    La verdad es que la pasta es un plato muy socorrido, nos permite dejarla cocinada y cuando volvemos a comer solo hay que calentar, normalmente les gusta a todos los miembros de la familia, suele ser fácil de cocinar y además en la mayoría de las veces, puede ser de plato único muy pero que muy rico.

    Además muchas veces, el acompañamiento se puede cocinar con antelación y congelarlo, con lo cual nos viene fenomenal, que los días laborables, con este jaleo que llevamos, nos viene fenomenal.

    En este caso lo he mezclado con pollo, y espero que os guste.

    Para 4 personas, necesitaréis:

    • 350 gras de hélices
    • 200 grs de filetes de pollo
    • 1 pimiento italiano rojo
    • 1 cebolleta
    • 1 pepino
    • 10 tomates secos
    • 20 aceitunas
    • 2 limones
    • Albahaca
    • Orégano
    • Aceite de Oliva Virgen
    • Sal

    Marinad los filetes de pollo troceados durante 10 minutos con la mezcla que preparáis con 2 cucharadas de aceite de Oliva Virgen, el zumo de 1 limón, la guindilla, orégano y sal.

    Pasado el tiempo, doráis el pollo en una sartén con un poco de aceite.

    Tomates secos, los escaldáis 30 segundos en agua hirviendo, los secáis y los cortáis en tiras.

    Mientras cocéis la pasta en abundante agua salada, el tiempo, el que os inbdique el fabricante, ya que depende de si es fresca o seca.

    Cortáis las verduras en trozos pequeños, y las mezcláis junto con los tomates secos, las aceituna, la albahaca, el eneldo y el zumo del otro limón que teníais reservado., más dos cucharaditas de aceite, incorporáis el pollo que habéis cocinado y reserváis.

    Cuando la pasta se ha cocido, le refrescáis, ya se que habrá gente que diga que no, pero para gustos colores.

    Mezcláis todo y a comer.

    Ya veréis que rica está, además es una receta muy completa.

  • Postres 09.11.2017 Comentarios desactivados en BIZCOCHO DE MANZANA

     

    Ya estamos en pleno otoño, en las que es muy agradable disfrutar de una tarde de domingo lluviosa en casa, con un buen café con leche o un riquísimo chocolate caliente.

    Y para acompañar que mejor que un rico bizcocho casero, que además es muy fácil de cocinar

    El que os propongo hoy se lo debo a una buenísima cocinera, Pepi , que es la tía de una de mis mejores amigas y a la que considero un familiar más. Son tantos los años que hace que conozco a esa familia, que es como si fuera la mía.

    Es muy sencilla, y a los que tengáis niños pequeños en casa, os recomiendo que la cocinéis con ellos, estarán distraídos con una actividad muy creativa y además empezarán a valorar la cocina casera. No se a los vuestros pero a mis hijas les encantaba de niñas cocinar bizcochos.

    Los ingredientes son sencillos y los tenéis habitualmente en el frigorífico o la despensa.

    Para un molde de 20 cm de longitud, necesitaréis:

    • 3 huevos
    • 250 grs de harina
    • 200 grs de azúcar.
    • Una taza de las de té de leche
    • Una taza de las de té, de aceite de oliva suave
    • 3/4 sobre de levadura Royal
    • 1 cáscara de limón rayado
    • 1 manzana reineta.

    Ponéis todos los ingredientes en crudo, excepto la manzana, en el vaso de la batidora, y lo batís

    Embadurnáis con mantequilla el molde y añadís la mezcla anterior.

    Peláis y partís en medias lunas finitas, la manzana, y la incorporáis a la maso, repartiéndola muy bien.

    Espolvoreáis un poco de azúcar encima de la mezcla

    Introducís el molde en el horno precalentado a 180 grados, durante 40 minutos. Antes de sacarlo comprobad que al pincharlo, el pincho salga limpio. Os recomiendo que durante la cocción no abráis el horno para que no se “baje” el bizcocho.

    Espero que os guste y que lo disfrutéis

  • Pescados y mariscos 19.10.2017 Comentarios desactivados en MEJILLONES CON SALSA MERY

    Ahora si que sí, estamos ya disfrutando de los últimos coletazos de este largo verano, y más lo que hemos tenido la suerte de tomar energía el pasado largo puente.

    Yo me fui a disfrutar de unos agradables días de playa, y a degustar algunos de sus platos típicos, como estos ricos mejillones que os presento hoy.

    Con lo cual, la receta de hoy es “copiada”, pero ya sabéis que muchas veces os lo digo. Esta en concreto de un restaurante muy agradable que hay en Benicassim, que se llama Botavara. Es muy sencillita y está riquísima.

    No se puede congelar ni preparar con antelación, pero no pasa nada. Seguro que no ponéis ninguna pega. Un día es un día.

    Necesitaréis

    • 1 kg de mejillones
    • Perejil fresco
    • Aceite
    • Vino blanco

     

    Lo primero es limpiar bien los mejillones, quitándoles todos los “bigotes” que tienen, es lo más engorroso, pero como están tan buenos merece la pena el trabajo

    A continuación, ponéis, un poco de agua en una cazuela con  un chorrito de vino blanco, tapáis y dejáis cocer 8 o 10 minutos, hasta que estén abiertos.

    Mientras, preparáis en un bol la salsa, con un buen chorro de aceite y un buen puñado de perejil fresco muy, muy picadito.

    Una vez cocido, separáis un poco de agua de la cocción y lo mezcláis con el aceite, lo añadís a los mejillones, mezcláis bien y a comer.

    Ya veréis que salsa más rica queda

  • Carnes 12.10.2017 Comentarios desactivados en SOLOMILLO CON GUISANTES

    Ya sabéis que soy una fan de la carne de cerdo ibérico. Me parece una delicia, tan jugosa, tan sabrosa vamos que no tengo nada más que buenas palabras hacia ella.

    Además es muy  versátil de preparar.

    Para mí la más cómoda es al horno, ya que nos permite, prepararlo con antelación. Si lo hacéis así, conservad la carne separada de la salsa, dejando solo un poco de la misma con ella para que no se seque. Si lo dejáis con toda la salsa, la carne la absorberá toda y no os quedará para el acompañamiento.

    En este caso como lleva una salsa riquísima y va acompañado de guisantes, puede incluso ser un excelente plato único, acompañándolo con una ensalada.

    Bueno pues ya empiezo con los ingredientes.

    Para 4 personas necesitaréis:

    • 2 solomillos de cerdo ibérico
    • 3 puñados de guisantes.
    • 3 zanahorias
    • 2 cebollas
    • 1 vaso de caldo de carne
    • Pimienta
    • Limón
    • 2 cucharadas pequeñas de harina

    Como siempre o primero el caldo, que me repito más…… Ya sabéis para cocinarlo, unos cuantos despojos de pollo o un trozo de carne de falda mismo, lo ponéis en la olla exprés y lo dejáis cocer ½ hora. Y lo que os sobre, al congelador.

    Mientras, peláis las cebollas y las zanahorias, las cortáis y las pocháis en una sartén con aceite.

    En otra sartén, doráis los solomillos salpimentados.

    Cuando la verdura está pochada, la ponéis en una fuente de horno. Una vez dorada la carne, retiráis, la ponéis junto a la verdura y a ese aceite, le añadís el caldo y el limón, para que coja todo el jugo que ha soltado, lo añadís a la carne e introducís en el horno, durante 8 minutos.

    En una cazuela cocéis los guisantes durante 10 minutos, si son de bote no hace falta. Luego los salteáis en un poco de aceite.

    Una vez cocinado el solomillo, reserváis y las verduras junto con la salsa lo pasáis por la batidora y lo coláis por el chino. Si quedará un poco espesa, incorporad un poco de harina y dejar que se cocine un poco.

    Servid la carne acompañada de la salsa y los guisantes.

    Espero que os guste

  • Un poco de todo 05.10.2017 Comentarios desactivados en PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLNOS DE MORCILLA

    Ya sabéis que soy muy de pimientos del piquillo. Soy muy de pimientos del piquillo porque están muy buenos, son muy versátiles y además como parte de  la familia de Javier es de Navarra pues me aficioné influida por ellos. Y a ello hay que añadir que a mi familia les encanta, así que perfecto

    Por eso  de vez en cuando, más de vez que de cuando, os delito, a los que os guste, con una sabrosa receta.

    La de hoy además tiene otro ingrediente que también es delicioso, la morcilla, que si es de Burgos ni os cuento.

    La receta os aseguro que es sencilla. Os pongo los ingredientes en general, porque, todo depende del tamaño de la lata de pimientos, de los comensales que tengáis…..

    Necesitaréis:

    • Pimientos del
    • Morcilla de Burgos.
    • Harina
    • Piñones
    • Sal
    • Aceite de Oliva Virgen

    Lo primero es cocinar la morcilla, para ello la desmenuzáis, quitándole la piel y la ponéis en una sartén con una gota de aceite junto con los piñones.

    Dejáis que se haga durante 15 o veinte minutos y reserváis.

    Mientras vais haciendo la bechamel. Para ello ponéis aceite en una cacerola, a poder ser antiadherente. Cuando esté bien caliente, incorporáis poco más de media cucharada sopera de harina por cada 4 pimieentos , y rehogáis . Seguidamente vais añadiendo la leche, poco a poco, dando vueltas continuamente con unas varillas. Os digo lo de las varillas porque si hacéis la bechamel con ellas, es más difícil que os salgan grumos. De todas maneras si os salen grumos lo mejor es pasar la batidora para deshacerlos.

    La cantidad de leche depende de la harina que hayáis echado. Pero por cada cucharada de harina calculad ¼ l de leche

    La bechamel se tarda en hacer unos 20 minutos. De todas formas para saber si está hecha, inclinar un poco la cacerola y suna fuente para horno.

    si se desprende del fondo , es que ya está.

    Cuando se haya templado la morcilla, con ayuda de una cucharita de café, vais rellenando cada pimiento y lo vais colocando en una fuente para horno. Cuando tengáis la bechamel, la vertéis por encima de los pimientos y los ponéis a gratinar un poco.

    Cuandoo estén doraditos, retiráis y a comer.

    Ya sabéis que si sobran, que lo dudo, los podéis congelar

  • Carnes 28.09.2017 Comentarios desactivados en ESTOFADO DE CARNE A LA CERVEZA

    La verdad es que este tipo de recetas no se muy bien donde colocarlas o en carnes o en guisos. Así que decido en función de la cantidad de las mismas que lleve en la categoría. Como ando un poco escasa de carnes, he decidido englobarla allí.

    Ya estamos en otoño, aunque con este tiempo tan estupendo que hace parece mentira, y puede que os vaya apeteciendo platos de cuchara, que tan agradables son a partir de ahora.

    Este es sencillo y os aseguro que está muy pero que muy rico. Como os lo propongo acompañado de un puré de patata, lo podéis poner de plato único.

    Además podéis guisar más cantidad de carne, congelar y solo tener que hacer el puré o acompañarlo de una ensalada y ni tan siquiera tenéis que molestaros en cocinar ese día.

    Si cocéis las patatas y las dejáis en el agua de cocción, lo único que tendréis que hacer a la hora de comer es pasar por el pasapuré y calentarlo.

    En este tipo de guisos suelo utilizar carne de ternera blanca porque es más tierna y como tarda menos en cocinarse, queda más jugosa.

    Para 4 personas necesitaréis:

    • 750 grs de carne de ternera blanca para guisar
    • 1 puerro
    • 1 cebolla
    • 50 grs de bacón.
    • 1 botellín de cerveza
    • 1 cucharada de harina
    • 1 hoja de laurel
    • Mantequilla
    • 1 vasito de coñac
    • Aceite de oliva Virgen
    • Sal

    A mí me gusta cortar yo misma la carne, así que cuando hago un guiso, le pido al carnicero que me dé un trozo entero, que sea jugoso por supuesto.

    En una cazuela ponéis un poco de aceite y doráis el bacón cortado en tiras. Cuando esté lo retiráis y reserváis

    En ese aceite y un poco más que ponéis, pocháis el puerro y la cebolla, finamente troceado y dejáis que se dore.

    En una sartén dorad la carne previamente salpimentada y cortada en trozos grandes. Os aconsejo que previamente quitéis la humedad que tenga con papel absorbente.

    Cuando esté dorada, la incorporáis a la verdura, y en la sartén echáis medio botellín para que se mezcle bien con el jugo que ha soltado la carne.

    Agregad al guiso la cucharada de harina, el laurel , el jugo de la carne y la cerveza, junto con el medio botellín que teníais reservado, dais vueltas y dejáis que se cocine a fuego lento durante 50 minutos, tapando la cazuela. Pasado ese tiempo, comprobáis que esté tierna la carne. Si la salsa hubiese quedado muy espesa, podéis añadir un poco más de cerveza, si quedara muy ligera, dejad cocer otros 10 minutos más.

    Después incorporad una nuez de mantequilla y el vaso de coñac y dejáis cocer 2 o 3 minutos más.

    Mientras se hace el guiso, preparáis el puré, cociendo las patatas troceadas en la olla exprés, durante 5 o 7 minutos desde que empieza a silbar la válvula.

    Antes de servir, pasáis las patatas por el pasapuré, añadiendo un poco de leche y emplatáis.

    Espero que os guste, además os aseguro que aunque tenga mucho rollo escrito la receta, es muy sencilla de cocinar.

  • Pescados y mariscos 21.09.2017 Comentarios desactivados en MERLUZA CONFITADA

    Hoy es el primer día de otoño. Con el otoño, vuelve la rutina, las clases por la tarde en los colegios, la jornada continuada en los trabajos, las tranquilas tardes de domingo…..

    Entre la rutina habitual, está la de preparar los menús semanales para comidas y cenas.

    Lo que os propongo hoy es una deliciosa cena, a la vez que fácil y sencilla de cocinar.

    No necesitáis nada especial, con lo cual la hace más atractiva.

    Necesitaréis, para 4 personas:

    • 600 grs de Merluza
    • Aceite de Oliva Virgen
    • 1 Huevo
    • Sal
    • Kétchup

    Al pescadero decidle que la merluza os la prepare sin piel y sin espinas. Yo muchas veces lo que hago es que compro una merluza grande, me la preparan en dos filetes grandes y luego en casa lo hago trozos más pequeños y congelo. La pescadilla o merluza que compráis en las pescaderías cunado se descongela despacio, sabe casi,  casi, casi, como si fuera fresca.

    Ponéis en una sartén una buena cantidad de aceite, la necesaria para cubrir la mitad del grosor de los filetes,  y bajáis la intensidad del fuego al 3 o 4, si tiene 9, como es el caso de mi cocina. Dejáis que se cocine 10 minutos por cada lado.

    En este caso, la he servido con salsa rosa, así que mientras se cocina preparáis la salsa. Yo os propongo la facilita que es mezclar mayonesa con kétchup. Diréis que no es salsa rosa como tal y tenéis razón, pero la verdad es que está bastante rica.

    En el vaso de la batidora ponéis un huevo ,1/2 vaso de aceite de oliva y sal para realizar la mayonesa. Hasta que no esté ligado todo el aceite no mováis el brazo de la batidora, ya que si no se os puede cortar. Si veis que no está muy espesa, podéis añadir un poco más de aceite, poco a poco, mientras batís. A mí la mayonesa me gusta más con aceite de oliva virgen pero si creéis que queda un poco fuerte para vuestro gusto la podéis hacer con aceite de oliva refinado o con aceite de girasol.

    A continuación añadís un poco de  kétchup, y ya tenéis la salsa.

    Una vez cocinado el pescado, lo ponéis encima de un papel absorbente para que pierda la grasa, y ya está la cena preparada.

  • Ensaladas y verduras 14.09.2017 Comentarios desactivados en ENSALADA DE ENDIVIAS

    La de hoy se trata de una receta muy, pero que muy agradable, muy, pero que muy facilita y muy pero que muy veraniega.

    Y ahora, que estamos al final del verano, pues os la propongo. Además, como me imagino que la mayoría de vosotros, vendréis un poco “vagos”, después de unos días de vacaciones, pues  ahí va algo sencillo y que os soluciona un primer plato en un abrir y cerrar de ojos.

    Los ingredientes de los que encontramos en todos los supermercado, así que, no os vais a tener que esforzar mucho al ir a comprarlos.

    Así que ahí van.

    • 2 Endivias
    • 250 gramos de queso azul
    • 250 gramos de nata.

    Lo primero, es preparar la salsa. Para ello en el vaso de la batidora, ponemos el queso en trozos, junto con la nata, lo batimos y lo reservamos.

    En el momento en que lo vayamos a comer, para que no se oxiden,  se separan las hojas de las endivias , las ponéis en una fuente y repartís la salsa por encima.

    Y ya está una rica ensalada, para estos días de final de verano.

  • Un poco de todo 24.08.2017 Comentarios desactivados en TARTA DE BERENJENAS

    La verdad es que a veces es complicado colgar una receta semanal. Tengo que ayudarme de amigos, familiares, programas de tv o revistas. Bien es verdad que en estos dos últimos casos, procuro darle un toque personal, bien para que su elaboración sea más sencilla o bien para que los ingredientes sean de lo que tenemos habitualmente en todas las casas. En este caso solo utilizo un tipo de queso

    Porque la verdad es que a veces, si las recetas tienen muchas florituras, da pereza cocinarlas.

    En este caso la receta la vi en una revista en casa de una amiga y me pareció, en su día, ideal para estos días en los que estamos de vacaciones y apetece menos cocinar. Además tiene un ingrediente que me parece de lo más mediterráneo y veraniego: la berenjena

    Os sirve tanto para comer, como para cenar, como para una reunión de amigos, de las que tanto se disfrutan en estos días.

    Bueno después de todo este rollo que os he soltado y al cual ya estáis acostumbrados, paso ya a los ingredientes.

    Necesitareis:                                                                                                        

    • Dos berenjenas grandecitas
    • Salsa de tomate
    • Orégano y sal
    • Masa brisa
    • Queso de fundir

    Lo primero es preparar la salsa de tomate los que decidáis hacerla y no usarla de bote. ). Yo la cocino con tomate de bote pelado . Ponéis en una cazuela un poco de aceite y cuando ya está caliente lo retiráis y lo dejáis enfriar , después añadís los dos botes con el agua que traen . Lo tenéis que hacer con el aceite frío ya que si no os podrías quemar al añadir los tomates .

    Lo tenéis cocinando unos 40 minutos dándole vueltas de vez en cuando . Pasado este tiempo lo pasáis por el pasapuré. Os digo por el pasapuré y no por la batidora porque me parece que queda mejor como más natural. Si ha quedado un poco líquido lo podéis poner otra vez al fuego para que espese.

    Mientras se hace el tomate, asáis las berenjenas, para ello , las fileteáis finitas  con piel y todo, y las ponéis en el horno con un poco de sal y un chorrito de aceite. El tiempo pues depende de la berenjena, pero con unos 20 minutos con el horno a 180º es suficiente. Una vez que estén blanditas, ya están asadas.

    Forráis un molde circular, untado con un poquitín de aceite, con la masa brisa. Ahora las que venden, por lo menos las de MERCADONA, ya no suben, con lo cual os ahorráis el paso de meterla antes en el horno con las legumbres secas, que la verdad es un rollo.

    Una vez forrado el molde ponéis una base de tomate frito, espolvoreáis con oréganoy encima ponéis las rodajas de berenjena, añadís queso rallado por encima, y volvéis a empezar con capa de tomate, orégano, capa de berenjena y capa de tomate.

    En mi molde con dos capas de cada ingrediente es suficiente, pero si es más hondo podéis hacer más capas. Siempre hay que acabar con el queso.

    Horneáis a 180º durante 20 minutos, y ya tenéis una rica receta para estos últimos días de vacaciones, los que sigáis disfrutándolas claro.

  • Ensaladas y verduras 10.08.2017 Comentarios desactivados en TOMATES RELLENOS DE ENSALADILLA

    ¿Hay algo más veraniego que los tomates y la ensaladilla rusa?. Supongo que todos estaréis de acuerdo conmigo en que son de los platos más representativos de esta época.

    Pues hoy os propongo una mezcla de los dos.

    Los tomates ahora están exquisitos, son carnosos, y están muy dulces.

    La ensaladilla, ya sabéis que yo la hago muy sencilla.

    Para 4 personas necesitaréis:

    • 4 tomates maduros
    • 1 zanahoria
    • 1 patata
    • 1 puñado de judías verdes o guisantes
    • 1 lata de atún
    • 2 huevos
    • Aceite de oliva Virgen
    • Sal

    Empezáis preparando la ensaladilla. , para ello peláis la patata, la zanahoria y las judías verdes o guisantes y las partís en trozos pequeñitos, ya que la vamos a utilizar para rellenar los pimientos y éstos suelen ser pequeños.

    En una olla exprés ponéis una buena cantidad de agua con sal e incorporáis las verduras picadas y lavadas y uno de los huevos entero y lavado, y cuando empiece a silbar la válvula lo dejáis cociendo diez minutos.

    Mientras se cuecen, vais preparando la mayonesa. En este sentido a cada uno de vosotros, seguro que os gusta de distinta forma, yo os propongo la que a mi familia más le gusta. Si no queréis hacerla, aunque cuesta poco trabajo elaborarla, podéis utilizar la de bote. En el vaso de la batidora ponéis un huevo ,1/2 vaso de aceite de oliva Virgen y sal. Ponéis en funcionamiento la batidora sin mover el brazo hasta  que no esté ligado todo el aceite, ya que si no se os puede cortar. Si veis que no está muy espesa, podéis ir añadiendo  más aceite, poco a poco , mientras batís. Si creéis que queda un poco fuerte para vuestro gusto la podéis hacer con aceite de oliva refinado o con aceite de girasol.

    Una vez cocidas las verduras las escurrís y las ponéis en una fuente. Picáis el huevo que habéis cocido muy picadito y añadís la lata de atún muy desmenuzada. Seguidamente incorporáis la mayonesa y mezcláis bien.

    Mientras se hace la ensaladilla, vais preparando los tomates. Ponéis los tomates en agua hirviendo durante un minuto. Los peláis y vaciáis con cuidado para que no pierdan la forma, para ello ayudaos de una cucharilla o un cuchillo.

    Una vez tengáis todo rellenáis los tomates con la ensaladilla.

    Espero que os guste y que estéis disfrutando de este merecido descanso estival.

  • Carnes 27.07.2017 Comentarios desactivados en POLLO A LA SIDRA

    Estamos en pleno verano y casi todos estamos o a punto de empezar las vacaciones o ya disfrutándolas

    Para estos días, lo mejor, son comidas que se puedan preparar con antelación, y que lo único que haya que hacer al volver de la playa, o de la piscina o del paseo o de donde cada uno quiera ir, sea calentar y comer.

    Si además cuesta poco cocinarla, mejor que mejor. Y si además se puede congelar ya ni os cuento.

    Bueno pues la receta de hoy cumple todas las bondades anteriores, y además y más importante, está muy rica.

    Los ingredientes, sencillitos, y para cuatro personas necesitareis:

    • 4 contra-muslos
    • 1 cebolla
    • 4 vasos de agua de Sidra
    • Sal
    • Aceite de Oliva Virgen
    • Arroz

    En una cazuela ponéis a dorar el pollo cortado en trozos y sin piel.

    Mientras, picáis la cebolla muy picadita, y la incorporáis al pollo, y dejáis que se haga todo a fuego lento durante 10 minutos.

    A la vez, calentáis la sidra en un cazo y cuando esté rehogado el pollo y la cebolla transparente, la añadís al guiso, y dejáis que se haga a fuego lento durante 40 minutos. La salsa tiene que quedar espesa y oscurita.

    Pasado este tiempo retiráis y reserváis

    Si queréis acompañarlo con algo que no sea una ensalada podéis preparar un poco de arroz

    Para ello, y a la vez que preparáis el guiso, en otra olla ponéis abundante con sal agua con la otra ramita de laurel  y cuando esté caliente, incorporáis el arroz y dejáis que se cueza 7 minutos si lo hacéis en olla exprés o 20 si lo hacéis en cazuela.

    Cuando esté el arroz, escurrís, laváis, y rehogáis en una sartén con una gotita de aceite.

    Emplatáis acompañando el pollo con arroz, o simplemente lo coméis con un poco de ensalada de tomate, que tan ricos están ahora

    Y a disfrutar del verano

  • Ensaladas y verduras 20.07.2017 Comentarios desactivados en ENSALADA DE POLLO

    Ya estamos instalados en el verano, que nos lo digan sobre todo a los de la zona centro de la Península, que ya hemos soportado 2 o 3 olas de calor, y las que nos quedan

    Cuando llega esta época, cocinar lo que se dice cocinar, empieza a apetecer menos, además de por el calor, también por el menos tiempo que tenemos para dedicarnos a ello, debido a que pasamos más tiempo en la calle disfrutando de paseos, playas, piscinas, excursiones por el campo…. Vamos lo que cada uno quiera hacer en cada momento, pero que nos quita tiempo para dedicar a otros menesteres.

    Por eso a partir de ahora, os propondré recetas menos elaboradas, pero no por ello menos apetecibles.

    Entre ellas está la socorrida y clásica ensalada de pollo , que en cada casa se elabora con diferentes ingredientes, y en la mía la cocinamos con los que a continuación os detallo. Os la presento con una salsa rosa secillita, pero los que queráis hacer dieta, podéis sustituirla por aceite, que tampoco queda mal.

    Necesitaréis

    • 1 pechuga de pollo
    • Lechugas variadas
    • Jamón de york
    • Queso fresco
    • Pasta de colores (lazos, pajaritas…..)
    • 1 huevo
    • Aceite de oliva virgen
    • Ketchup
    • Sal

    Lo primero es pedir al pollero que os deshuese la pechuga y le quite la piel.

    Troceamos la pechuga en tiras y la cocináis a la plancha en una sartén con una gota de aceite.

    Mientras se hace el pollo, en una cazuela, con abundante agua salada y cuando comience a hervir, cocéis la pasta de colores, en cada casa la que más les guste. Calculad como un puñado y medio por persona. Dejad cocer unos 10 o 15 minutos.

    Después hacéis una salsa mayonesa, para ello en el vaso de la batidora ponéis un huevo ,1/2 vaso de aceite de oliva y sal para realizar la mayonesa. Hasta que no esté ligado todo el aceite no mováis el brazo de la batidora, ya que si no se os puede cortar. Si veis que no está muy espesa, podéis añadir un poco más de aceite, poco a poco , mientras batís. A mí la mayonesa me gusta más con aceite de oliva virgen pero si creéis que queda un poco fuerte para vuestro gusto la podéis hacer con aceite de oliva refinado o con aceite de girasol.

    Para hacer la salsa rosa, lo único que tenéis que hacer es mezclar la mayonesa con un poco de kétchup

    Una vez preparado todo emplatáis, para ello ponéis una base de la pasta cocida, encima echáis el pollo, el jamón york cortado en tiras, el queso fresco también e trozos y la mezcla de lechugas, salseáis con la salsa rosa y ya tenéis un completo plato, tanto para comer como para cenar, para estos calurosos días que nos esperan

  • Postres 13.07.2017 Comentarios desactivados en MERMELADA DE ALBARICOQUE

    Me encantan los desayunos del fin de semana. Yo sola, con el periódico mientras el resto de mi familia duerme tranquilamente. Además es que explayo, zumo natural, pavo, jamón, un rico pan con aceite, y sobre todo una buena mermelada.

    No se si a muchos de vosotros también os gustará este momento, pero si es así no dudéis en cocinar vuestra propia mermelada, os aseguro que merece la pena.

    Y como estamos en plana época de albaricoques, os propongo una rica mermelada de esta fruta, que está buenísima

    Los ingredientes son sencillos, lo único que los albaricoques estén  maduritos. Necesitaréis:

    • 1 Kg de albaricoques
    • 750 grs de azúcar
    • El zumo de ½ limón

    La preparación sencillísima.

    El día anterior laváis los albaricoques, les quitáis el hueso y troceáis. Los  ponéis en un recipiente, añadís el azúcar y el zumo del medio limón mezcláis y dejáis reposar toda la noche.

    Al día siguiente, colocáis toda la mezcla en una cazuela u olla y la ponéis a cocer a fuego fuerte hasta que comience a hervir que bajaréis el fuego dejando que se vaya cocinando lentamente durante más o menos 1 hora, removiendo para que no se pegue.

    Una vez pasado ese tiempo, vertéis inmediatamente en tarros de cristal que estén limpios y secos. Cerrad bien y ponedlos boca abajo hasta el día siguiente. De esta manera podéis mantener la mermelada durante seis meses, aunque no creo que os dure tanto, porque con lo rica que está……

    Espero que os animéis a disfrutar de los desayunos relajados

  • Arroces y Guisos 06.07.2017 Comentarios desactivados en ARROZ NEGRO

    Estamos ya en pleno verano, así que tocan recetas veraniegas. ¿Y me podéis decir si hay algo más veraniego que los platos de arroz?. Pues no creo.

    Son recetas que recuerdan a la playa, a los largos veranos de la infancia, o por lo menos mis largos veranos de la infancia.

    A mí personalmente, los arroces, me gustan sencillo. Quiero deciros con esto, que no le añado muchos  ingredientes. Eso sí es fundamental un buen fondo de pescado, que será el que le de todo el sabor. En Madrid lo hago con huesos de rape, pero en las playas, por lo menos en las del Mediterráneo que son las que yo conozco, tienen lo que ellos llaman “morralla”, que le da un sabor exquisito.

    Como el plato de hoy no necesita más presentaciones para que os animéis a cocinarlo, empiezo directamente por los ingredientes

    • 500 gramos de arroz tipo bomba
    • 1 calamar de ½ kg
    • 400 grs de gambas
    • ½ cebolla pequeña
    • Tinta de calamar y 2 sobres de tinta
    • Fumet de pescado (el doble de volumen que el volumen de arroz)
    • Aceite de oliva Virgen

    Lo primero que tenéis que hacer es limpiar el calamar y cortarlo. Lo mismo hacéis con las gambas. Las cáscaras de éstas las reserváis.

    Si no tenéis caldo o fumet de pescado lo preparáis con cabezas y espinas de pescado, si son de rape mejor,  y unas hojitas de laurel. De vez en cuando quitáis la espuma.

    Una vez preparado el caldo, añadís las cáscaras y cabezas de las gambas, y dejáis cocer todo junto 10 minutos, aplastando las mismas para que suelten el jugo. Filtráis y reserváis.

    En una paella, ponéis un buen chorro de aceite. Picáis la cebolla muy menudita y lo incorporáis para que se dore a fuego lento.

    Cuando ya está todo dorado añadís las gambas enteras y los calamares en trozos y dejáis rehogar todo.

    En una taza ponéis un poco del caldo que tenéis reservado junto con la tinta que tiene el calamar más dos sobrecitos de tinta para que se vayan diluyendo. Os digo que además uséis tinta de la que venden, porque solo con la tinta de calamar el arroz no queda muy negro.

    Ponéis a calentar el caldo

    Cuando estén las verduras rehogadas incorporáis el arroz y dejáis que se cocine todo durante un par de minutos, dando vueltas.

    Una vez pasado este tiempo añadís el caldo de pescado caliente. Hacedlo de una vez para que el arroz desprenda bien el almidón.

    Dejáis cocer 20 minutos. Si veis que necesita algo de agua podéis añadirla, aunque tenéis que tener en cuenta de que es un arroz seco

    Dejad reposar un par de minutos y servid.

    Espero que os guste y que también os recuerde a vuestros veraneos

  • Ensaladas y verduras 22.06.2017 Comentarios desactivados en TOMATES RELLENOS DE ATÚN

    Llega el verano y con él las recetas “fresquitas”, y si viene con las temperaturas que ya están empezando, ni os cuento.

    La de hoy está buenísima y además,  creo que os va a gustar a la mayoría, porque supongo que a todos os gusta el atún y el tomate, ¿o me equivoco?.

    Los ingredientes son de los facilitos, de los que se tienen habitualmente en el frigo o en la despensa.

    Os recomiendo que lo hagáis con tomate casero, porque “no hay color”.

    Necesitaréis:

    • 4 tomates maduros
    • 2 latas de atún.
    • Salsa de tomate
    • Sal
    • Aceite de oliva Virgen.

    Si no tenéis salsa de tomate cocinada y no vais a utilizarla de la que venden hecha, tenéis que prepararla. Yo la cocino con tomate de bote pelado.  Pones en una cazuela un poco de aceite y cuando ya está caliente lo retiras y lo dejas enfriar , después añades los dos botes con el agua que traen . Lo tienes que hacer con el aceite frío ya que si no te podrías quemar al añadir los tomates

    Lo tienes cocinando unos 40 minutos dándole vueltas de vez en cuando . Pasado este tiempo lo pasas por el pasapuré. Te digo por el pasapuré y no por la batidora porque me parece que queda mejor como más natural. Si ha quedado un poco líquido lo puedes poner otra vez al fuego para que espese. Esta salsa la puedes hacer cualquier día y guardarla en el frigorífico para cuando la vayas a utilizar. Es muy socorrido tener salsa de tomate . Esta salsa también la puedes hacer con tomates naturales, pero tarda más en hacerse y no se nota la diferencia.

    Cuando hayas hecho la salsa no se te olvide que tienes que añadir la misma cantidad de sal que de azúcar.

    Mientras preparáis la salsa, ponéis los tomates en agua hirviendo durante un minuto. Los peláis y vaciáis con cuidado para que no pierdan la forma, para ello ayudaos de una cucharilla o un cuchillo.

    Después, mezcláis la salsa de tomate con las latas de atún, a continuación rellenáis los tomates con la mezcla, le ponéis “la tapa” del tomate, y saláis y regáis con un poco de aceite de oliva Virgen.

    Y ya tenéis un rico primer plato para estos calurosos días que se nos avecinan.

  • Pastas 08.06.2017 Comentarios desactivados en LASAÑA DE SALMÓN

    No os creáis, que colgar una receta una vez a la semana cuesta un poquito de trabajo. Hay veces que mi marido me dice que en vez de colgar una todas las semanas, lo haga cada 15 días. Pero yo me digo que mientras vaya teniendo platos que proponer, con lo que a mí me gusta este blog, seguiré con mi rutina.

    Hay veces que tiro de amigas, otras de familiares, y otras de procedencias varias, como la que os propongo hoy, que la cogí de un libro que he  terminado de leer hace unos días y que se titula “Hotel Almirante”.

    Me pareció curiosa. La he “tuneado” un poco, como hago con casi todas las que cojo prestadas. Y además es una forma de tomar pescado, un poco disimulado, de cara a los que no os gusta.

    Además, si hacéis más cantidad podéis congelarla, o congelar solo el relleno.

    Ya os he comentado varias veces, que cuando hago lasaña, utilizo placas de canelones, son más pequeños y me permite hacerlas individuales, y si congelo, luego no me quedan restos , que me sienta fatal.

    Las setas, si no es temporada, como pasa ahora, las podéis poner congeladas

    Los ingredientes que necesitaréis, para 4 personas, son:

    • 12 placas de canelones
    • 150 gramos de salmón fresco
    • 300 gramos de gambas
    • 250 gramos de setas variadas
    • Harina
    • Leche
    • Aceite de Oliva Virgen
    • Sal
    • Eneldo

    Empezamos con el relleno. En una sartén, ponéis una pequeña cantidad de aceite y hacéis el salmón. Decidle al pescadero que os quite la espina y la piel. Lo cocináis 5 minutos más o menos por cada lado, dependiendo del grosor

    A continuación cocináis las gambas peladas, también en un poco de aceite y otros 5 minutos por cada lado.

    Seguidamente salteáis las setas, si son frescas hay que limpiarlas con un paño suave y húmedo , quitándole la tierra (si la compráis congeladas os ahorráis este paso)

    Mientras se cocinan todos los ingredientes del relleno, ponéis una cazuela con abundante agua y sal al fuego  y cuando comience a hervir, vais añadiendo, una a una, las placas de canelón cociéndolas durante 10 minutos, es recomendable al principio darle vueltas para que queden sueltas y no se peguen unas con otras. Yo, muchas veces lo que hago es echar alguna placa más por si se estropean al cocerlas.

    Seguidamente preparáis la bechamel, para ello en un cazo antiadherente ponéis aceite y cuando se caliente añadís cuatro  cucharadas soperas de harina y removéis bien para que se rehogue. A continuación incorporáis un vaso de agua de leche y seguís dando vueltas para que no se hagan grumos, y según se va espesando, vais añadiendo leche. Si os quedaran grumos, pasáis la batidora para que se quiten. Necesitaréis ¼ de l de leche por cada cucharada de harina.

    Cuando ya tenéis cocinado el pescado, lo desmigáis y le añadís eneldo y después incorporáis las gambas y las setas

    Añadid unas cucharadas  de bechamel  a la fritada.

    Cuando la bechamel lleve cociendo unos veinte minutos ya está, pero para que no se enfríe y se solidifique lo que hacéis es que la dejáis a fuego muy lento ( al dos  si la cocina tiene 9 números) y le vais añadiendo algo de leche si espesa mucho. La consistencia tiene que ser como la de una crema

    Seguidamente ponéis en cada molde un poco de bechamel, encima una placa de canelón, encima una capa de la  fritada de setas con bechamel , luego otra placa de canelón, capa de fritada de setas y para terminar otra placa de canelón. Una vez terminado este proceso , cubrís con bechamel

    Precalentáis el horno a 180 grados en posición gratinado, metéis los moldes y los tenéis en el horno 10 minutos para que se dore.

    Una vez transcurrido este tiempo sacáis los moldes del horno y dejáis templar, antes de comer.

    Y ya está listo. ¡Espero que os guste!

  • Un poco de todo 01.06.2017 Comentarios desactivados en FAJITAS DE POLLO

    Aunque todavía es 1 de junio, ya estamos metidos prácticamente en el verano, con lo cual las cenas tienen que solucionarse con recetas ligeras, fáciles y como siempre sabrosas.

    La de hoy cumple todas las condiciones, y además seguro que les gusta a todos, grandes y pequeños.

    Los ingredientes son habituales en cualquier frigorífico o despensa, a excepción de las fajitas claro.

    Yo no he sido mucho de este tipo de comidas, pero tengo que decir que están ricas y que me parecen ideales para esta temporada.

    Lleva pisto, con lo cual ya sabéis, yo os daré la receta pero para los perezosos deciros que el de Mercadona, no está mal.

    Necesitareis:

    • Tomate frito
    • 1 cebolla mediana
    • 1 pimiento verde
    • 1 pimiento rojo
    • Pechuga de pollo en filetes
    • Aceite de Oliva Virgen
    • Sal

    Si hacéis la versión rápida, usando el pisto de Mercadona, el paso que voy a decir a  continuación os lo evitaréis, pero si os gusta la versión tradicional no.

    Picáis muy picadita la cebolla, la saláis y la ponéis a pochar en una sartén con aceite  a fuego lento (en el 5 si tenéis 9 números), a continuación picáis pequeño el pimiento rojo y el verde lo saláis y lo añadís a la cebolla.

    Cuando la fritada ya está hecha la ponéis en un plato con papel absorbente debajo, para que suelte todo el aceite. Seguidamente la  mezcláis en un bol con el tomate frito. Podéis poner la cantidad de  tomate que os parezca mejor para dejar la fritada a vuestro gusto.

    Seguidamente freís la pechuga de pollo, la cortáis en trocitos pequeños y la incorporáis al pisto y dejáis templar para que se mezclen los sabores.

    A continuación, templáis las láminas de fajitas en el microondas, añadís la mezcla, enrolláis y a comer.

    Está muy buena os lo aseguro

  • Arroces y Guisos 25.05.2017 Comentarios desactivados en GUISO DE PATATAS CON RAPE

    Es complicado encontrar una receta de guiso con estos calores que ya tenemos. Pero si son de pescado, parece que no, pero son más ligeros, con lo cual se pueden comer en cualquier época del año.

    Al principio lo iba a poner en la categoría de pescados, pero al final me he decantado por los ricos guisos.

    La base es un pescado, que para mí es de los más deliciosos, el rape. Además como no tiene espinas, es ideal para los que tengáis “peques” en casa o no tan “peques”, porque seguro que hay más de uno que conoce a adultos hechos y derechos que tienen pánico a los pescados por las espinas.

    El resto de los ingredientes de los facilitos.

    Sin más rollo empiezo.

    Necesitaréis, como siempre para 4 personas:

    • ¾ de rape
    • 1 vaso de vino blanco
    • Caldo de pescado
    • 3 patatas medianas
    • 1 cebolleta.
    • 4 dientes de ajo
    • 1 cayena
    • Prejil picado
    • Aceite de oliva Virgen
    • Sal

    Lo primero es hacer el caldo de pescado, si no lo tenéis congelado claro. Para ello cocéis cabezas y espinas de pescado, si son de rape mejor,  y unas hojitas de laurel. De vez en cuando quitáis la espuma.

    Una vez cocinado empezamos con la receta de hoy.

    En una cazuela grande y plana, se pone un generoso chorro de aceite y sofreís la cebolleta muy picadita, junto con la cayena y el ajo fileteado. La cayena retiradla enseguida para que no pique mucho luego el guiso.

    Mientras se pocha, vais cortando las patatas peladas, en rodajas de como 1 centímetro, y cuando esté transparente la cebolleta las incorporáis a la cazuela., añadís el vino y dejáis que se evapore.

    A continuación vertéis al caldo de pescado cubriendo las patatas. Sazonáis y dejáis que se haga a fuego lento durante media hora. Es probable que a lo mejor tengáis que ir añadiendo algo de caldo de pescado para que no se quede seco. Tened en cuenta que el guiso no es seco

    Cuando las patatas ya estén blanditas, espolvoreáis perejil picado e incorporáis los trozos de rape sazonados dejándolos que  se hagan entre 5 o 6 minutos por cada lado, en función del grosor.

    Una vez cocinado reserváis el rape, ligáis la salsa moviendo la cazuela y  servís, colocando el pescado por encima

    Y ahora solo queda comerlo.

  • Carnes 18.05.2017 Comentarios desactivados en TERNERA A LA GRIEGA

    Se nos acerca el verano, y las recetas mediterráneas son muy apetecibles, y las de la cocina griega son unas de ellas.

    No os quejéis, que hasta os propongo cocina internacional.

    Me encantó como quedó, y a mi familia también, que son siempre mis conejillos de indias.

    Es suave, sabrosa, y si hacéis más cantidad, podéis congelarla, eso si , antes de añadir el yogurt.

    Cuando hago guisos de carne, siempre me gusta utilizar ternera blanca, sobre todo porque es más tierna, y hay que cocerla menos tiempo. En cuanto a la pieza una que sea jugosa. Preguntad a vuestro carnicero, yo siempre lo hago y no falla.

    En cuanto al tomate rallado, los que tengáis un supermercado MERCADONA, solucionado, lo tienen en tarrinas en la zona de las ensaladas, y si os sobra, extendido en pan está estupendo para desayunar

    Los ingredientes son los que a continuación os pongo. Ya sabéis los que me conocéis que en mi familia somos 4, así que siempre pongo los ingredientes para ese número de personas, pero si sois más, con añadir todo proporcionalmente, problema solucionado.

    • 600 gramos de carne de ternera blanca.
    • Pimienta negra.
    • Pimentón dulce de la Vera
    • 1 Cebolla
    • 1 hinojo fresco.
    • Tomate rallado
    • 200 ml de caldo de carne
    • Eneldo
    • Hierbabuena
    • 100 ml de vino blanco.
    • 1 yogurt griego natural
    • Sal
    • Azúcar
    • Aceite de Oliva Virgen

    Lo primero preparar el caldo los que no lo tengáis congelado Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne o unas verduras, y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    Después, doráis la carne troceada en una cazuela, con un buen chorro de aceite. Cuando esté, retiráis y reserváis.

    En ese aceite, rehogáis el pimentón. Hacedlo con el aceite templado para que no se queme. A continuación incorporad la cebolla y el hinojo, cortado en juliana. Dorar. Añadid el tomate rallado y dejáis que se  sofría y que se evapore el agua.

    Después, incorporad el  de nuevo la carne y añadid el vino y el caldo y dejad que todo se haga durante 20 minutos, más o menos, hasta que la carne esté tierna. El guiso debe quedar seco.

    Pasado este tiempo, retiráis e incorporáis el yogurt, el eneldo y la hierbabuena. Corregís el punto de sal si fuese necesario y añadís un poco de azúcar, ya que al ir con tomate y vino blanco, puede que esté un poco ácido.

    Bueno, espero que disfrutéis de este agradable plato