• Pescados y mariscos 28.05.2014

     

    Hoy toca una receta dedicada. Y esta vez, le ha tocado a  Maddie nuestra “hija adoptiva americana”, que vino a pasar un mes un verano de hace ya dos años y a la cual queremos un montón. Y que espero, que si algún día lee este blog y la vea, se acuerde de nosotros, como nosotros nos acordamos de ella.

    Si este plato lo acompañáis con una ensalada “caprese”,  ya tenemos el mejor menú para Maddie.

    El secreto está en que lo hagáis con unos buenos chipirones a poder que sean frescos. Seguro que vuestro pescadero os sabe recomendar. Hay unos que son parecidos a los auténticos, pero que no saben igual, lo mismo pasa con los que venden congelados, pero si no encontráis los primeros que os indico, también pueden valer.

    Ya sabéis, que aunque a veces me lo salto, el alma de este blog es que lo que os propongo se pueda cocinar con antelación y congelar, y en este caso se cumple, con lo cual es ideal para esos días de verano que dentro de nada estarán aquí.

    En cuanto a las cantidades que os propongo, sobre todo en lo que se refiere a los chipirones, es orientativa, todo depende de lo que coman en vuestra casa, o de si preferís cocinar muchos de una vez para poder guardarlos en el congelador, y así tener la comida o la cena solucionada para otro día.

    Los ingredientes para 4 persona son

    ‒        16 Chipirones

    ‒        3 Cebollas

    ‒        Aceite

    ‒        Sal

    ‒         1 vaso de Vino de Jerez

    Continuamos con la preparación:

    Picáis la cebolla muy finita, la saláis y la ponéis a pochar a fuego muy muy lento con una buena cantidad de aceite. Tarda mucho en pocharse ya que como os he dicho tenéis que hacerlo a fuego muy lento hasta que quede casi como si fuera confitada (calculad más de media hora). A mitad de la cocción añadís el vino de Jerez

    Cuando esté prácticamente hecha la cebolla, cocináis a la plancha los chipirones.

    Cuando éstos ya están doraditos, los añadís a la cazuela donde halláis cocinado la cebolla y lo hacéis todo junto a fuego lento durante 10 minutos para que los chipirones cojan el sabor de la cebolla

    ¡Y ya está! Este plato aunque se tarda un poquito en cocinar, es muy fácil de realizar y mientras lo elaboráis, podéis hacer otra cosa y el resultado es exquisito, sobre todo para los niños de la casa a los que no les guste el pescado. Probad y ya veréis cómo se chupan los dedos.

    Posted by admin @ 23:10

  • Comments are closed.