• Postres 24.05.2018

    Estamos en plena temporada de albaricoques, además en poco, con los calores que se avecinan, usar el horno va a ser complicado. Por eso hoy os propongo este rico bizcocho, como despedida el próximo otoño, momento en el cual, tendremos más ganas de meternos en faena.  Si lo cocináis en esa época, tendréis que utilizar albaricoques secos que encontraréis en cualquier tienda de variantes

    A partir de ahora, platos ligeritos y fresquitos, aunque a un bizcocho es difícil resistirse hasta en pleno mes de agosto. O por lo menos en mi casa que cuando hago alguno, no dura ni medio día. Nos lo comemos en un “plis plas”, que si en el desayuno, que si después de comer con el café o té, o después de cenar, acompañando a un rico Cola-Cao

    Empezamos con los ingredientes, como siempre

    • 150 gramos de harina
    • 250 gramos de almendra molida
    • 250 gramos de azúcar
    • Almendras fileteadas
    • 10 albaricoques
    • 150ml de mantequilla
    • 7 huevos pequeños

    Cortáis los albaricoques pelados en trozos y reserváis

    Mezcláis la almendra molida junto con el azúcar.

    A continuación vais añadiendo los huevos uno a uno, mezclando bien.

    Derretís la mantequilla y la incorporáis a la mezcla anterior y mezcláis

    A continuación vais añadiendo poco a poco la harina tamizada, hasta obtener una mezcla homogénea

    Cogéis un molde, si es de chapa mejor, y lo untáis con mantequilla e incorporáis la mezcla. Seguidamente hundís los trozos de albaricoque que teníais reservados por toda la masa y ponéis por encima las almendras fileteadas sin que se hundan ( esto es opcional)

    Introducís en el horno precalentado a 180 grados durante 50 minutos

    Pasado ese tiempo retiráis y dejáis enfriar antes de desmoldar.

    Ya lo único que quedaría sería comérselo, acompañado de lo que cada uno prefiera.

    Posted by admin @ 13:19

  • Comments are closed.