• Postres 15.01.2018

    Ya han pasado las Navidades y estamos metidos en pleno invierno con sus olas de frio y sus nevadas, con lo cual las tardes después de trabajar o los fines de semana, toca manta, buen libro y una buena taza de chocolate acompañada de un rico bizcocho casero.

    Este de hoy en un clásico, de hecho en mi casa, para desayunar, raro es el día que no lo tenemos.

    Se cocina en un periquete, y la verdad es que luego está tan rico, que cuando se acaba no da pereza ninguna ponerse a elaborarlo.

    Yo lo suelo hacer en un molde de 20 cm, pero si queréis hacerlo más grande, ya sabéis incorporáis más cantidad de ingredientes proporcionalmente.

    La receta inicial que tenía, la he tuneado, aumentando un yogurt más. Mi hija Sandra me lo propuso para probar y la verdad, es que queda más jugoso. El azúcar, como siempre para repostería, blanquilla, y la harina si tenéis, podéis usar de las que venden especiales para bizcochos

    Buenos pues empiezo ya con los ingredientes:

    • 2 yogures naturales
    • 2 huevos enteros crudos
    • 3 medidas de yogurt de harina
    • 2 medidas de yogurt de azúcar blanquilla
    • ½ medida de yogurt de aceite de Oliva Virgen
    • ¾ de un sobre de levadura Royal

    En un bol, ponéis los huevos y el azúcar u batís. A continuación vais añadiendo la harina tamizada poco a poco mezclando todo bien con la ayuda de una cuchara de madera.

    Después incorporáis el aceite y al final la levadura.

    Cogéis el molde y lo untáis con aceite, para que no se peque y añadís la mezcla anterior, lo introducís en el horno precalentado a 180º, durante 40 o 45 minutos.

    No durante el tiempo de cocción, no abráis el horno, para que no se baje. Cuando haya pasado el tiempo, comprobad que esté hecho, pinchándolo con una aguja, si sale limpio, ya está.

    Dejáis enfriar, desmoldáis y a comer.

    Posted by admin @ 13:18

  • Comments are closed.