• Hoy me toca un plato sabroso y vistoso, dedicado a mis seguidores de recetas de verduras.

    El relleno de los calabacines es de pisto. En ocasiones os he indicado este relleno para otros platos , pero también lo podéis utilizar como acompañamiento o como guarnición, con esto os quiero decir que es muy socorrido tenerlo en la nevera. Se que venden uno ya elaborado en MERCADONA, que creo que están bastante bien, pero yo no lo he probado con lo cual no os puedo dar mi opinión al respecto.

    También necesitamos salsa de tomate , y como siempre os digo si es casera mejor, pero si no la podéis utilizar de la que venden ya cocinada

    Como  la mayoría de las recetas admite congelación, así que ya sabéis elaborad más cantidad y ya tendréis solucionado una cena o un primer plato para una comida.

    Los ingredientes para 6 personas son:

    ‒        6 calabacines medianos

    ‒        1 pimiento verde

    ‒        1 pimiento rojo

    ‒        Salsa de tomate

    ‒        1 cebolla

    ‒        150 gras de queso manchego tierno

    ‒        Sal, aceite de oliva virgen

    Pues una vez que tenemos los ingredientes , empezamos con su elaboración.

    Se cortan los calabacines en trozos de unos 5 cm de largo y los vaciáis con ayuda de una cuchara parisienne y si no con un cuchillo de punta y bien afilado.

    Seguidamente preparamos el pisto para ello picáis muy picadita la cebolla, la saláis y la ponéis a pochar en una sartén con aceite  a fuego lento (en el 5 si tenéis 9 números), a continuación picáis pequeño el pimiento rojo y el verde lo saláis y lo añadís a la cebolla. Cuando ya está casi hecho lo anterior, incorporáis la pulpa del calabacín también picado pequeño y salado y dejáis freír hasta que todo esté blandito. (Si utilizáis el pisto que viene elaborado este paso os lo ahorráis)

    Cuando la fritada ya está hecha la ponéis en un plato con papel absorbente debajo, para que suelte todo el aceite. Seguidamente la  mezcláis en un bol con el tomate frito. Podéis poner la cantidad de  tomate que os parezca mejor para dejar la fritada a vuestro gusto.

    A continuación rellenáis los calabacines con el pisto y los asáis en el horno precalentado a 200º durante 30 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, y siempre y cuando los calabacines estén blandos, los cubrís con el queso y los gratináis hasta que el queso esté doradito.

    Servidlos calientes y ¡a comer!

    Posted by admin @ 0:21

  • Comments are closed.