• Pastas 01.01.2014

    Ya hemos superado más de la mitad de estas fiestas Navideñas de 2013, pero nos queda la noche y el día más mágico de todos: Reyes. Seguro que todos vosotros, sobre todo los que tengáis hijos pequeños, estáis de acuerdo.

    Para ellos es la receta de hoy. A  casi todos los niños lo que más le gusta es la pasta, y con el plato de hoy se da gusto a niños y mayores. A los que creáis que no les gusta el relleno no le digáis que es, simplemente comentad que es sorpresa.

    El pisto lo podéis preparar el día anterior y así ese día preparar la comida os costará 20 minutos solamente.

    Los ingredientes son tan típicos de la cocina española, así que seguro que los tenéis a mano. El único secreto, la salsa de tomate casera, pero eso ya lo he dicho tantas veces….

    Si os sobra pisto no pasa nada porque lo podéis utilizar como acompañamiento a carnes y pescados

    Sin más empezamos. Necesitaremos para 4 personas:

    ‒        12 placas de canelones

    ‒        ½ pimiento rojo italiano

    ‒        ½ pimiento verde italiano

    ‒        ½ calabacín

    ‒        ½ cebolla

    ‒        Salsa de tomate

    ‒        Aceite de oliva Virgen , sal

    Empezamos con la preparación del pisto, para ello picáis muy picadita la cebolla, la saláis y la ponéis a pochar en una sartén con aceite  a fuego lento (en el 5 si tenéis 9 números), a continuación picáis pequeño el pimiento rojo y el verde lo saláis y lo añadís a la cebolla. Cuando ya está casi hecho lo anterior, incorporáis el calabacín también picado pequeño y salado y dejáis freír hasta que todo esté blandito.

    Cuando la fritada ya está hecha la ponéis en un plato con papel absorbente debajo, para que suelte todo el aceite. Seguidamente la  mezcláis en un bol con el tomate frito. Podéis poner la cantidad de  tomate que os parezca mejor para dejar la fritada a vuestro gusto.

    Ponéis una cacerola con  agua y sal y cuando empiece a cocer vais incorporando una a una las placas de canelones dando vueltas de vez en cuando para que no se peguen unas con otras. Cuando estén cocidas las enfriáis con agua, las escurrís y las extendéis en una fuente.

    Pasáis por la batidora parte del pisto y ponéis una base con un poco de la pasta obtenida en cada uno de los recipientes individuales aptos para el horno, si los vais a servir a la mesa directamente en los platos o en un recipiente grande también apto para el horno si vais a presentar el plato en el centro de la mesa y luego servís a cada comensal.

    Con el resto de la masa rellenáis los canelones (no obstante a mí también me gusta poner un poco del pisto sin batir). Los enrolláis y los vais poniendo en los recipientes. Cuando ya los tenéis rellenados añadís un poco del pisto que os ha sobrado por encima y los metéis al horno precalentado durante 5 minutos, justo para que se calienten.

    Los servís bien calentitos y  ¡disfrutad de este día tan mágico! Y que os traigan muchas cosas los Reyes a todos.

    Posted by admin @ 22:38

  • Comments are closed.