• Carnes 15.10.2015

    La de hoy es un clásico de la cocina, y no se vosotros, pero en mi casa la cocinamos poco y la verdad es que no sé porqué, porque está buenísima, gusta a todos, es poco laboriosa y encima queda muy bonita cuando la presentamos en la mesa.

    Secreto, ninguno. Tener unos buenos filetes de ternera. A mí, para esta receta, me gusta la ternera blanca, pero la podéis cocinar también con filetes de vaca, eso sí, decidle al carnicero que os dé unos que sean tierno, para que al hacerlos a la plancha no queden duros, y a los pequeños de la casa, los que los tengáis, no se les haga “una bola”.

    Para 4 personas, necesitaréis:

    ‒        ½ kg de filetes de ternera blanca

    ‒        350 grs de champiñones

    ‒        250 ml de nata líquida

    ‒        2 dientes de ajos

    ‒        Aceite de oliva Virgen

    ‒         Guindilla.

    Lo primero es hacer la salsa, ya que los filetes es mejor hacerlos en el momento.

    Además, la podéis hacer con tiempo y luego calentar en el último momento.

    En una sartén, ponéis un poco de aceite junto con la guindilla. Cuando empiece a calentarse, la retiráis para que no pique mucho e incorporáis los dientes de ajos fileteados.

    Cuando empiecen a bailar, añadís el champiñón y dejáis que se haga a fuego lento durante 20 minutos más o menos, dando vueltas de vez en cuando para que se hagan por todos los lados.

    Pasado ese tiempo o cuando ya veáis que ya están hechos, retiráis y los ponéis en el vaso de la batidora junto con la nata líquida.

    En el momento que vayáis a comer, ponéis en una sartén una pequeña cantidad de aceite y cuando esté caliente incorporáis los filetes y los dais vuelta y vuelta para que no se queden secos. Esto último en función de cómo os guste la carne, si os gusta más hecha pues la tenéis un poco más.

    Finalmente, servid los filetees acompañados de la salsa caliente.

    Espero que os guste.

    Posted by admin @ 7:45

  • Comments are closed.