• Postres 12.03.2015

    Esta receta se la debo a mi querida tía María. Que flanes hacía cuando yo era pequeña, estaban de muerte.

    Cuando  los cocinaba,  os aseguro que no sobraba nada, nada. Espero que el que yo os propongo me quede por lo menos la mitad de rico que le quedaban a ella.

    Yo creo que también influían los ingredientes que eran más naturales, y el cariño con el que los elaboraba. Mi familia no se podía resistir a ellos

    Después de esta introducción sentimental, que llevo unas semanas que para que, empezamos con la elaboración de este delicioso postre que hará las delicias de los niños y de los no tan niños.

    Necesitaréis un molde para el flan o si los queréis hacer individuales, os sirven esos que venden de aluminio de usar y tirar y que son tan cómodos

    Los ingredientes que necesitaréis son:

    ‒        6 huevos

    ‒        ½ l de leche

    ‒        10 cucharadas soperas de azúcar

    ‒        80 ml de agua.

    Lo primero es hacer el caramelo, para ello en una sartén ponéis 4 cucharadas con un poco de agua y dejáis cocer a fuego lento, cuando se ponga de color castaño lo retiráis y cuando desaparezcan las burbujas lo vertéis en el molde o moldes donde vayáis a cocinar el flan.

    En el horno a 180º , ponéis un recipiente con agua y dejáis que se caliente.

    En un bol ponéis los huevos y los batís bien junto con 6 cucharadas de azúcar, añadís la leche, batís de nuevo y lo vertéis en el molde.

    A continuación introducís el molde en el recipiente que tenéis en el horno y dejáis que se cocine al baño María. El agua debe llegar como mucho hasta la mitad de la altura del molde o moldes. También lo podéis cocer al baño María en la olla exprés.

    Si lo hacéis en un molde grande, lo tendréis que tener en el horno por lo menos 45 minutos, si lo hacéis en moldes individuales con 20 o 25 minutos estarán cocinados. De todas formas, para saber si están hechos introducís una aguja y si sale limpia es que ya está. Si lo hacéis en olla exprés, el tamaño grande estará en 20 minutos y los pequeños en 10

    Dejáis templar y desmoldáis con cuidado para que no se rompa. Si queréis podéis adornar con ñata montada, pero para mí lo mejor es solo, para disfrutar todo su sabor

    Posted by admin @ 8:49

  • Comments are closed.