• Arroces y Guisos 15.01.2015

    Con estos fríos, esta humedad y estas  nieblas tan típicas del invierno, no se a vosotros, pero a mí los guisos me apetecen una barbaridad.

    El de hoy, se lo debo a mi amiga Cruz, que  también es seguidora de este blog. No es un plato pesado. Además, lo podéis cocinar con antelación y si os sobra lo podéis congelar. ¡Perfecto verdad!

    Os garantizo que con él vais a hacer vuestras delicias y las de los que coman con vosotros este delicioso plato.

    Es fundamental tener un buen caldo de pescado y como ya os he dicho en alguna ocasión, cuando compréis pescado pedidle al pescadero que os de la cabeza y la espina , cocináis con ello un caldo lo congeláis y ya lo tenéis listo, para cualquier arroz o guiso de pescado.

    En cuanto al resto de los ingredientes importantes deciros que en este caso los he cocinado con gambones, pero los podéis hacer con gambas, langostinos, carabineros…. Y si os queréis dar un lujo con gamba roja del mediterráneo que es deliciosa.

    Los garbanzos, si podéis que sean zamoranos, son los mejores sin duda, pero si no, los que tengáis a mano.

    Pues nada empezamos con la receta propiamente dicha.

    Para 4 personas, necesitaréis:

    ‒        400grs de garbanzos

    ‒        20 gambones (si ponéis gambas calculad unas cuantas más)

    ‒        Huesos de rape

    ‒        2 puerros

    ‒        1 trozo de Pimiento rojo

    ‒        Sal, laurel, Aceite de oliva Virgen

    Con 8 horas de antelación, ponéis en remojo los garbanzos.

    Si no tenéis caldo de pescado en el congelador debéis prepararlo, para ello en una olla ponéis los huesos de rape y las cabezas y cáscaras de los gambones, junto con un par de hojas de laurel.Lo dejáis cocer todo 20 minutos espumando de vez en cuando.

    Si tuvierais el caldo hecho, le añadís  las cabezas y cáscaras de los gambones, para que luego los garbanzos cojan el saborcito.

    Una vez hecho el caldo lo pasáis por el chino aplastando todo el pescado para que suelte el jugo.

    Dejáis templar.

    En una olla exprés introducís los garbanzos y los cubrís con parte del caldo, y los dejáis cocer 20 minutos desde que empieza a silbar la válvula. Este tiempo es orientativo porque depende del tipo de garbanzo.

    Una vez cocidos destapáis.

    Hacéis un sofrito con el pimiento rojo y el puerro muy picaditos y lo añadís al guiso.

    Dejáis cocer a fuego lento con la tapa quitada hasta que los garbanzos estén tiernos, añadiendo caldo si fuese necesario. Personalmente lo prefiero espeso, aunque no secos, pero eso va en gustos

    Una vez cocidos incorporáis los gambones pelados y dejáis 3 minutos más todo junto en el fuego para que éstos se cuezan.

    Retiráis y dejáis reposar otros 5 minutos para que se mezclen bien los sabores y a comer. Si lo acompañáis con una copa de un buen vino ya ni os cuento.

    Espero que os guste

    Posted by admin @ 9:29

  • Comments are closed.