• Arroces y Guisos 09.10.2013

    Habrá recetas que me recuerdan a mi niñez , adolescencia y juventud pero os aseguro que como ésta ninguna. No cumple una de las premisas de este blog , que es que se pueda congelar o cocinar para comer más tarde, pero bueno los fines de semana también comemos y además como es muy sencilla su elaboración pues una cosa por la otra.

    Si mi familia paterna me sigue en el blog, que espero que si, seguro que cuando la lean también se acordarán de esos días pasados en Sanabria (Zamora), exactamente en El Mercado del Puente, lugar de referencia de nuestra familia, durante los cuales siempre había un día que comíamos  este plato

    Siempre os hago comentarios sobre los ingredientes, en este caso el secreto está en utilizar una buena patata. El otro día me comentó un familiar de mi marido que para que las patatas se conserven mejor se deben dejar con la tierra que traen, exactamente él me dijo que la patata tenía que estar sucia, así que ya sabéis comprad las patatas sucias, y huid si podéis de las que venden tan limpitas.

    Con respecto a la carne os recomiendo utilizar ternera blanca que es más tierna y a poder ser de la parte de la aguja, pero si os cuesta trabajo encontrarla podéis utilizar otra parte de la ternera o ternera roja. Si os decantáis por esta última, es conveniente que la pongáis a cocer sola en la olla unos diez minutos porque si no o quedaría dura la carne o bien las patatas deshechas.

    Bueno pues empezamos con los ingredientes para cuatro personas:

    ‒        600grs de aguja de ternera blanca

    ‒        3 o 4 patatas medianas

    ‒        2 dientes de ajos

    ‒        1/2 cebolla

    ‒        1 tomate

    ‒        Pimiento rojo

    ‒        Aceite de oliva virgen, sal  y pimentón dulce

    ‒        Agua

    La preparación es muy sencilla

    En una olla expres ponéis una buena cantidad de aceite  y cuando esté caliente incorporáis la carne que habéis troceado anteriormente.

    Cuando ya se ha dorado incorporáis el ajo fileteado, la cebolla muy finitamente picada y el tomate y el pimiento troceado y se rehoga todo durante dos o tres minutos dando vueltas de vez en cuando

    Mientras vais pelando las patatas y las “chascáis”. Cuando hagáis guisos con patatas en mejor “chascar” que partir porque así la patata suelta el almidón que tiene y queda la salsa más espesita.

    Una vez rehogada la carne con la verdura añadís las patatas y el pimentón y dejáis rehogar todo de nuevo otros dos minutos dando vueltas . Seguidamente añadís agua hasta cubrir las patatas, cerráis la olla y dejáis cocer durante 10 minutos.

    Pasado este tiempo abrís la olla y dejáis que se haga a fuego lento durante otros diez minutos con la olla abierta . De todas formas tened en cuenta que la salsa debe quedar espesita y no aguada, con lo cual si hace falta dejáis cocer sin la tapa de la olla unos minutos más.

    ¡Y ya está ¡.

    Espero que os guste tanto como a nosotros

    Posted by admin @ 23:07

  • Comments are closed.