• Arroces y Guisos 30.05.2013

    La verdad es, que algunos de vosotros, me decís muchas veces que porque no pongo algún guiso más, así que esta semana para todos eso que les gustan los platos de cuchara os voy a proponer un plato sencillo, y que aunque a priori pueda parecer un poco soso, está buenísimo.

    Aunque también os digo a los forofos de este tipo de comidas , que ya iré poniendo más pero tened en cuenta que he empezado hace poco y que solo cuelgo una receta a la semana, así que paciencia

    Lo malo de esta receta es que no se puede congelar ni hacer con antelación ya que la patata quedaría un poco “revenida” que se dice, pero también se comen los fines de semana , así que lo podéis hacer para esos días.

    No os indico cantidad de morcilla porque depende del tamaño que tengan  y tampoco os digo el tipo ya que para gustos colores, pero a mí me gusta más la de arroz y si es de Burgos ni os cuento. Calculas unas tres rodajas de un dedo  por persona, pero si os parece poco podéis poner más.

    Los ingredientes necesarios, para cuatro personas , son los que a continuación os detallo:

    ‒        1 Cebolla

    ‒        2 dientes de ajo

    ‒        Guisantes ( los podéis usar congelados o en conserva)

    ‒        1 vaso de vino blanco

    ‒        4 Patatas

    ‒        Agua de cocer las patatas

    ‒        Morcilla

    ‒        Harina

    ‒        Aceite de oliva virgen, sal

     

    Bueno pues después del preámbulo empezamos con la preparación.

    Se pelan las patatas y se “chascan” y las ponéis a cocer.

    En otra cazuela ponéis un chorro de aceite e incorporáis la cebolla muy picadita y el ajo fileteado a fuego muy lento para que se poche pero no se queme.

    Cuando esté doradita la cebolla, añadís una cucharada de harina y la rehogáis y añadís el vino y el agua de cocer las patatas, junto con los guisantes y dejáis cocer todo hasta que los guisantes estén blanditos. Si hace falta agua le vais añadiendo de la que os ha sobrado de cocer las patatas.

    Cuando estén casi los guisantes incorporáis las patatas.

    Cuando ya está hecho el guiso, se fríe la morcilla sin piel .

    Servid en platos hondos el guiso y poned por encima la morcilla frita

    Ya veréis que rico está

    Posted by admin @ 13:25

  • Comments are closed.