• Pastas 30.10.2014
    Lasagna de carne

    Lasagna de carne

    Nos hemos pasado unas cuantas semanas en las cuales cocinar lo que se dice cocinar no hemos cocinado mucho y como se que tengo algunos seguidores que han protestado por ello, pues he pensado que voy a cambiar.

    La semana pasada ya inicié este nuevo cambio, y esta semana pues toca otra de esas recetas, que son un poco más laboriosas.

    Pero no os preocupéis, que seguiré proponiendo platos, que sean sencillos de elaborar, que lo que a la mayoría de nosotros nos hace falta es tiempo.

    Lo bueno que tiene la receta de hoy, es que se puede  congelar,  por eso os recomiendo que hagáis recetas individuales, para ello es mejor utilizar placas de canelones en vez de lasagnas, lo ponéis en moldes de aluminio pequeño de los que venden en cualquier supermercado ( el tamaño de los de Mercadona es ideal) y comida resuelta para otro día

    Ahora vamos a enumerar lo que necesitamos para 4 personas

    ‒        16 placas de canelones

    ‒        ½ de carne de ternera picada

    ‒        Tomillo, romero, orégano, sal y pimienta negra

    ‒        Pimiento rojo

    ‒        Pimiento verde

    ‒        Perejil

    ‒        Salsa de tomate

    ‒        Leche

    ‒        Harina

    ‒        Leche

    ‒        Sal y aceite de oliva virgen

    Empezamos con la elaboración

    Preparáis la carne. Para ello picáis muy menudita media cebolla, medio pimiento verde italiano pequeño y un trocito de pimiento rojo del tamaño del  trozo del pimiento verde . En una sartén ponéis cuatro cucharadas de aceite y pocháis las verduras a fuego lento. Pasados 15 minutos añadís la carne salpimentada y la rehogáis . Cuando ya está la carne doradita incorporáis cuatro cucharadas de salsa de tomate y una cucharada de café de cada una de las especias (tomillo, romero y orégano)  y dejáis que se siga haciendo a fuego lento hasta que se evapore el agua que sueltan las verduras. Cuando ya está hecha la carne retiráis y reserváis.(este paso lo podéis hacer con anterioridad y congelar)

    Seguidamente empezáis a elaborar la bechamel, para ello en un cazo antiadherente ponéis aceite y cuando se caliente añadís cuatro  cucharadas soperas de harina y removéis bien para que se rehogue. A continuación incorporáis un vaso de agua de leche y seguís dando vueltas para que no se hagan grumos, y según se va espesando, vais añadiendo leche. Si os quedaran grumos, pasáis la batidora para que se quiten

    Mientras se cocina la bechamel, ponéis una cazuela con abundante agua y sal al fuego con los huevos, y cuando comience a hervir, vais añadiendo, una a una, las placas de canelón cociéndolas durante 10 minutos, es recomendable al principio darle vueltas para que queden sueltas y no se peguen unas con otras. Yo, muchas veces lo que hago es echar alguna placa más por si se estropean al cocerlas.

    Cuando se han cocido las placas las quitáis del fuego y añadís agua fría para que pare la cocción, las escurrís y las ponéis en un plato y reserváis.

    A la mezcla de la carne cocinada hay que añadir un par de cucharadas de bechamel de la que se está haciendo

    Cuando la bechamel lleve cociendo unos veinte minutos ya está, pero para que no se enfríe y se solidifique lo que hacéis es que la dejáis a fuego muy lento (al dos  si la cocina tiene 9 números) y le vais añadiendo algo de leche si espesa mucho. La consistencia tiene que ser como la de una crema

    Seguidamente ponéis en cada molde un poco de bechamel, encima una placa de canelón y un poco de otra para cubrir toda la base del molde, añadís la mezcla de carne , luego capa de canelón y mezcla de mezcla, para terminar con capa de canelón. Una vez terminado este proceso, cubrís con bechamel.

    Precalentáis el horno a 180 grados en posición gratinado, metéis los moldes y los tenéis en el horno 10 minutos para que se dore.

    ¡Espero que os guste!

    Posted by admin @ 10:11

  • Comments are closed.