• Pastas 23.10.2013

    Ya estamos instalados en el otoño, así que , qué  mejor que dedicarle un homenaje a uno productos estrellas de la temporada: las setas

    Diréis que la mejor forma de tomarlas es a la plancha sin más, y tenéis razón, pero la receta que os propongo hoy es my, muy sabrosa, así que probad y veréis.

    Podéis utilizar cualquier tipo de seta: boletus, champiñones, rebozuelos, setas de cardo, níscalos….preguntad en la frutería donde compréis habitualmente y os aconsejarán las mejores de la zona donde vivís

    En este caso la lasaña es de boletus. Tengo que deciros que si los que venden frescos resultan caros, podéis utilizar los que venden congelados listos para cocinar que son más económicos y cómodos de cocinar. En las tiendas de congelados La Sirena venden unos troceados que están bastante buenos.

    Si utilizáis setas de invernadero es mejor que las cocinéis con unas láminas de ajo y unos taquitos de jamón que  les realzarán el sabor. Pero si os decantáis por setas salvajes no hace falta añadir nada

    Como os dije en la receta de la lasaña de atún en su día , en vez de utilizar las planchas de lasaña utilizo las de canelones, que es igual pero más pequeña, y lo pongo en un molde de aluminio pequeño de los que venden en cualquier supermercado ( el tamaño de los de Mercadona es ideal) y así, si sobre o alguien decide no venir a comer , lo guardo en el congelador .

    Los ingredientes para cuatro personas son:

    ‒        600 grs de setas

    ‒        12 placas de canelones

    ‒        Harina

    ‒        Leche

    ‒        1 diente de ajo y unos taquitos de jamón ( solo si utilizáis setas de invernadero)

    ‒        Sal y aceite de oliva virgen

     

    La preparación es sencilla

    Lo primero que hay que hacer es limpiar las setas(si la compráis congeladas os ahorráis este paso), lo debéis realizar con un paño suave y húmedo , quitándole la tierra

    Una vez que están limpias, ponéis aceite (calculad unas 6 cucharadas)en una sartén y las cocináis a fuego lento (si utilizáis setas de invernadero al aceite le incorporáis el ajo fileteado y los taquitos de jamón) . Cuando se haya evaporado el agua que sueltan , significa que ya están cocinadas. Las saláis y las reserváis.

    Mientras se cocinan las setas ponéis una cazuela con abundante agua y sal al fuego  y cuando comience a hervir, vais añadiendo, una a una, las placas de canelón cociéndolas durante 10 minutos, es recomendable al principio darle vueltas para que queden sueltas y no se peguen unas con otras. Yo, muchas veces lo que hago es echar alguna placa más por si se estropean al cocerlas.

    Seguidamente preparáis la bechamel, para ello en un cazo antiadherente ponéis aceite y cuando se caliente añadís cuatro  cucharadas soperas de harina y removéis bien para que se rehogue. A continuación incorporáis un vaso de agua de leche y seguís dando vueltas para que no se hagan grumos, y según se va espesando, vais añadiendo leche. Si os quedaran grumos, pasáis la batidora para que se quiten. Añadid unas pocas setas de las que tenéis cocinadas y pasáis la batidora, para que le de un toque de color a la bechamel.

    Añadid una cucharada  de bechamel a las setas.

    Cuando la bechamel lleve cociendo unos veinte minutos ya está, pero para que no se enfríe y se solidifique lo que hacéis es que la dejáis a fuego muy lento ( al dos  si la cocina tiene 9 números) y le vais añadiendo algo de leche si espesa mucho. La consistencia tiene que ser como la de una crema

    Seguidamente ponéis en cada molde un poco de bechamel, encima una placa de canelón, encima una capa de la  fritada de setas con bechamel , luego otra placa de canelón, capa de fritada de setas y para terminar otra placa de canelón. Una vez terminado este proceso , cubrís con bechamel

    Precalentáis el horno a 180 grados en posición gratinado, metéis los moldes y los tenéis en el horno 10 minutos para que se dore.

    Una vez transcurrido este tiempo sacáis los moldes del horno , dejáis templar, y desmoldáis y ya está esta lasaña tan otoñal lista para comer

    Ya sabéis que podéis guardarla en el congelador para comer otro día una vez se haya enfriado

    Posted by admin @ 22:50

  • Comments are closed.