• Carnes 02.12.2015

    Hace unas semanas estuve cenando con unas compañeras del colegio, que además son seguidoras de este blog. Y me comentaron que tenía que empezara  a colgar recetas que estuvieran relacionadas con las próximas fiestas que se nos avecinan. Al principio me pareció, que era un poco precipitado, pero cuando entré en tiendas y supermercados y vi que ya tenían en los estantes todo tipo de adornos y dulces Navideños, me dije, ¿pues a lo mejor es verdad que tengo que empezar a pensar ya en los menús para estas Navidades?, y aquí estoy con mi primera propuesta.

    Ya sé que es un clásico, pero no solo de novedades se vive en la cocina, y además tiene mi toque a la hora de la maceración.

    Ya sabéis que lo mejor es un buen cordero lechal, y seguro que en ese sentido vuestro carnicero, os puede aconsejar.

    La parte del cordero, dependerá de los gustos de cada uno, a mí la que más me gusta sin duda es la paletilla o el costillar.

    Pues sin más, empezamos por los ingredientes, que para 4 personas serán:

    • 2 paletillas
    • 6 o 7 dientes de ajos
    • Perejil
    • 2 o 3 patatas medianas
    • Aceite de oliva Virgen

    En un mortero machacáis el ajo junto con el perejil. A continuación añadís un buen chorro de aceite y mezcláis. Untáis el cordero salado, con esta pasta y dejáis que se macere durante ½ hora o 40 minutos.

    Mientras precalentáis el horno a 180 grados.

    Introducís la fuente en el horno y dejáis que se ase durante 1 hora a fuego lento, rociándolo de vez en cuando con el jugo que suelta.

    En una sartén freís las patatas cortada en panadera, pero en rodajas de ½ cm. Cuando estén a medio cocinar, las incorporáis al asado y dejáis que todo se cocine durante 10 minutos

    Transcurrido la hora, apagáis el horno y dejáis reposar 5 minutos.

    A continuación servís y a comer.

    Espero que os guste el toque del ajo y el perejil

    Posted by admin @ 13:17

  • Comments are closed.