• Carnes 14.01.2016

    Estamos en pleno invierno, y aunque no está siendo muy frio que digamos, por lo menos aquí en Madrid, no quita para que cocinemos las típicas recetas de invierno. Aunque en este caso no se que, deciros, porque como es de las que se dejas en el frigorífico y se conservan durante días, no apaña las cenas o comidas en cualquier temporada.

    A lo mejor os parece un poco pesada de cocinar porque tarda 4 horas, pero como no tenéis que estar pendiente del guiso continuamente, lo que se lleva cocinarla, por lo que os resuelve luego de no cocinar

    Por supuesto, esta es mi receta, pero seguro que a lo mejor algunos manchegos o andaluces no les parezca muy “pura” por decirlo de alguna manera, pero como os digo algunas veces, se admiten sugerencias, ya sabéis que las recetas aparecen también en facebook , donde si queréis me podéis hacer comentarios

    Además este tipo de carnes, gustan a todo el mundo, con lo cual os evitáis los consabidos ”no me gusta”, tanto de los pequeños como de los mayores.

    Lo ideal es cocinarla con lomo de cerdo negro, pero si no lo encontráis , el cerdo blanco también queda estupenda.

    Si no tenéis recipientes de orza de  barro, que será lo más normal,  un recipiente de cristal os puede resolver el problema

    Necesitaréis:

    • 1 kg de lomo de cerdo negro o blanco
    • 1 Cucharadita Orégano
    • 3 dientes de ajo
    • 2 Cucharaditas de vinagre de vino
    • 2 Cucharadita pimentón dulce
    • ½ l de agua
    • ¼ l de aceite Virgen
    • Aceite de oliva Virgen
    • Sal

    Pedidle al carnicero que el lomo os lo corte en filetes de un dedo de grosor.

    En una cazuela o recipiente hondo, ponéis el lomo y añadís el aceite y el vinagre.

    En el mortero majáis el ajo, junto con las especias, incorporáis el pimentón y el agua y lo vertéis todo sobre el trozo de lomo. Dejáis macerar todo en el frigorífico durante 48 horas.

    Pasado el tiempo, escurrís los filetes.

    En una sartén ponéis una buena cantidad de aceite y cuando empiece a salir humo la retiráis del fuego y bajáis el mismo al 2. Cuando el aceite esté frío lo ponéis de nuevo al fuego e incorporáis los filetes. Deben quedar cubiertos por el aceite. Dejáis que se hagan a fuego lento, lento durante 15 minutos.

    Los filetes, según los vais teniendo cocinados, los vais poniendo en una orza o si no tenéis en un tupper. Luego los cubrís con el aceite en que los habéis frito. 

    Dejáis que repose todo unas horas y ya podéis comer. El aceite es un conservante excelente, así que os durará bastante tiempo, aunque con lo rico que está no creo lo tardéis en comer.

    Buen provecho y hasta la semana que viene,

    Posted by admin @ 8:45

  • Comments are closed.