• Postres 18.06.2015

    En estos días que se nos avecinan seguro que muchos de vosotros tendréis a los niños con vacaciones, y aunque hace calor, una buena manera de pasar la tarde, antes de que refresque y se pueda bajar a la calle, es cocinar algo con ellos.

    Aún me acuerdo de esas tardes de verano, cuando mis hijas eran pequeñas, y venía de trabajar pero hacía tal calor para ir al parque que matábamos el tiempo haciendo alguna tarta o dulce, hasta que llegaba la hora de bajar

    Y para matar ese tiempo, esta tarta es ideal y además de esta forma, solucionamos también la merienda, porque acompañada de un buen vaso de leche fría con colacao, seguro que hacéis las delicias de los pequeños de la casa y la vuestra

    La receta se la debo a mi hija Sandra que es la repostera de la casa, aunque ahora como está fuera, no nos deleita con sus dulces

    Necesitaréis :

    ‒        1 huevo

    ‒        50 grs de mantequilla

    ‒        50 grs de azúcar

    ‒        50 grs de harina

    ‒        ½ cucharada de levadura

    ‒        2 cucharadas de leche

    ‒        1 cucharada de extracto de vainilla

    ‒        1 mini gota de colorante rosa

    ‒        1 brick pequeño de ata para montar

    ‒        2 cucharadas de azúcar de vainilla

    ‒        1 sobrecito de solidificador de nata

    ‒        Purpurina comestible, corazones de azúcar…

    Bueno pues empezamos con la elaboración y que los más pequeños presten atención.

    Batís a mantequilla y el azúcar, con ayuda de unas varillas, hasta que esté cremoso. Añadís la harina colada y mezclada con la levadura, la leche, el huevo y el extracto de vainilla.

    Coloreáis  la mezcla resultante con el colorante y repartís en tres moldes circulares de 10 cm de diámetro o en uno plano y luego cortáis círculos de ese diámetro.

    Horneáis durante 18 minutos, comprobando con un pincho que estén cocinados, ya sabéis que salga limpio.

    Pasado ese tiempo, dejáis enfriar encima de una rejilla.

    Mientras, preparáis la nata, para ello montáis la nata con el azúcar de vainilla y el solidificador de nata, y os ayudáis con la batidora con varillas.

    Montáis alternando capas de bizcocho con capas de nata. Adornáis con corazones, ya está, una deliciosa tarta lista para degustar en la merienda con los pequeños o los mayores de vuestra casa.

    Posted by admin @ 7:28

  • Comments are closed.