• Carnes 12.12.2013

    Mi sobrina Lucía es una de mis mejores fan y nunca le he dedicado ninguna receta, pero es que le tenía reservada una muy especial y que además le gusta mucho. Y no me extraña porque está buenísima, bueno que os voy a decir yo.

    Ya veréis como con esta receta  los pequeños y no tan pequeños de la casa se chupan los dedos.

    Además viene muy bien de cara a las vacaciones escolares que se nos avecinan y durante las cuales pasamos más tiempo en casa, sobre todo los que pueden disfrutar de ellas.

    Necesitaréis vino de Jerez u oloroso. Es conveniente que tengáis distintos tipos de vinos ya que son muy socorridos a la hora ce cocinar

    Los ingredientes para cuatro personas son:

    ‒        12 muslos de pollo

    ‒        5 cebollas

    ‒        1 vaso de Vino de Jerez u oloroso

    ‒        Aceite de Oliva Virgen y sal

    Pedidle al pollero que le quite la piel a los muslos de pollo

    Picáis la cebolla muy finita y la ponéis a pochar a fuego muy lento (en el tres si tenéis nueve número en la cocina) en una cazuela con abundante aceite.

    Tenéis que tener cocinando la cebolla hasta que esté transparente, como se hace a fuego muy lento, calculad 30 minutos.

    A mitad de la cocción añadís el vino oloroso y dejáis que se siga haciendo a fuego lento.

    Cuando hayan pasado los 30 minutos incorporáis los muslos de pollo y los dejáis que se cocinen. Podéis subir un poco el fuego hasta el 5.

    Los muslos se tardarán en hacer otros 20 minutos y les tenéis que dar la vuelta de vez en cuando. El tiempo depende de cómo os gusten de hechos , pero un truco para saber si están, es comprobar que la carne se desprende un poco del hueso.

    Si veis que se os consume un poco la salsa le podéis añadir un poquito de caldo de pollo, pero muy poquito

    Servidlos calentitos con la cebolla que os quedará como caramelizada gracias al vino de guarnición

    Si os sobran no tengáis duda en congelarlos para comerlos otro día

    Posted by admin @ 1:05

  • Comments are closed.