• Un poco de todo 21.11.2013
    Pastelitos de bacalao

    Pastelitos de bacalao

    Como ya sabéis,  algunas veces,  cuando alguien me da alguna receta siempre se la dedico y en esta ocasión no iba a ser menos. Lo que os propongo hoy, se le ocurrió a Nieves, la madre del marido de una de mis mejores amigas.

    Las que tenéis hijos ya sabéis, que muchas veces para que nuestros hijos cuando son pequeños se coman el pescado hay que disimularlo de alguna manera  y a Nieves se le ocurrió el plato de hoy para la “susodicha simulación”

    La base  es una bechamel muy sencilla de hacer.

    Necesitaréis una fuente de unos 25cmx 15cm para que repose

    Los ingredientes para unos dieciocho pastelitos son:

    ‒        400 o 500 grs de bacalao en salazón

    ‒        Dos cucharadas soperas de harina

    ‒        ½ litro de leche

    ‒        ½ cebolla

    ‒        Perejil, aceite de oliva virgen, mantequilla.

    ‒        Harina y huevo para rebozar

    24 horas antes, ponéis el bacalao en un recipiente cubriéndolo con agua para desalarlo. Cuando hayan pasado 12 horas cambiáis  el agua y lo sumergís de  nuevo.

    Cuando ha pasado este tiempo desmigáis el bacalao ( lo podéis comprar directamente desmigado que lo venden)

    Pocháis la cebolla muy picadita en una sartén con aceite y mantequilla y cuando está transparente incorporáis el bacalao y luego la harina y lo rehogáis todo un par de minutos dando vueltas para que no se pegue ( esto también lo tendréis que ir haciendo cuando añadáis la leche ) . A continuación añadís la mitad de la leche y dejáis que se vaya cocinando durante aproximadamente 20 minutos, incorporando el resto de la leche poco a poco durante la cocción.

    Pasado este tiempo veréis que la bechamel es como si se despegara del fondo de la cazuela, cuando ocurra esto es que ya está cocinada. La extendéis en la fuente , la espolvoreáis con perejil y la dejáis enfriar.

    Cuando ya está fría la pasta, hacéis pastelitos rectangulares de 3cmx2 cm aproximadamente y los rebozáis por harina y por huevo batido y los freís en abundante aceite hasta que se doren.

    Si creéis que son  muchos pastelitos los que os salen no os preocupéis porque antes de que los rebocéis los podéis guardar de forma individual en el congelador.

    Espero que os guste y los que tengáis hijos pequeños solucionéis un poco el problema del pescado en las comidas

    Posted by admin @ 0:25

  • Comments are closed.