• Arroces y Guisos 01.10.2014

    Ya sabéis que en cada estación del año, me gusta proponeros recetas típicas de la época. Y desde luego una de ellas es la de hoy.

    En la zona de Navarra y la Rioja las pochas frescas se encuentran sin ningún problema en cualquier mercado. En otras zonas a lo mejor cuesta un poco localizarlas, pero en conserva seguro que no os cuesta ningún trabajo.

    La verdad es que es una legumbre bastante desconocida,, pero seguro que cuando las probéis os hacéis fan de ellas como me he hecho yo.

    Se pueden preparar de muchas formas, pero hoy os las he querido enseñar de la forma más sencilla que es simplemente guisadas. En otras ocasiones os diré otras maneras de poderlas cocinar.

    Los ingredientes, no siendo las pochas son sencillos y habituales en cualquier cocina. No os asustéis cuando os diga la cantidad de pochas pero es que cuando son frescas cunden poco.

    Para 4 personas necesitaréis:

    ‒        1,5 kg de pochas frescas o 100 grs por persona si las compráis en conserva

    ‒        1 cabeza de ajos

    ‒        1 zanahoria

    ‒        1 puerro

    ‒        1 tomate bien rojo

    ‒        1 trozo de pimiento rojo

    ‒        Caldo de carne, verdura o pollo

    ‒        Aceite de Oliva Virgen

    ‒        Sal

    Lo primero es pelar las pochas, aunque los que las utilicéis de bote os ahorráis ese paso.

    Ponéis en una olla las pochas, junto con la cabeza de ajos entera, el puerro y la zanahoria y las cubrís con el caldo.

    Ponedlas a cocer durante 25 minutos a fuego lento. Pasado este tiempo retiráis del fuego y retiráis las verduras.

    En una sartén ponéis un chorrito de aceite y pocháis el tomate pelado y el pimiento rojo. Cuando esté sofrito reserváis unos trozos y el resto lo unís a la zanahoria y el puerro y lo pasáis por un pasapuré y lo incorporáis al guiso junto con el tomate y pimiento reservado.

    Dejáis cocer otros 25 minutos más hasta que las pochas estén tiernas. Si es necesario añadís más caldo. Tienen que quedar más bien espesitas, pero con un poco de caldo.

    Si habéis usado pochas en conserva, no hace falta que las tengáis tanto tiempo cociendo.

    Y bueno ya tenéis una receta de legumbres, que tanto nos apetece ya en estas fechas y que no sea las consabidas lentejas o los típicos garbanzos, además permite la congelación así que si os gustan, ya sabéis, hacéis más cantidad y ya tenéis la comida solucionada para otro día

    Espero que os guste.

    Posted by admin @ 22:37

  • Comments are closed.