• Carnes 10.06.2015

    No me digáis que el nombre de la receta de hoy no es sugerente

    Ya sabéis que soy una fan de los platos, que aunque sean elaborados de preparar, los podamos cocinar con antelación para cuando van llegando los miembros de nuestras familias a comer, lo único que haya que hacer sea calentar.

    Aunque la verdad es que los que sois aficionados a la cocina estaréis conmigo en que , los platos ricos en su mayoría, llevan tiempo prepararlos.

    Hoy estamos ante uno de esas recetas, que llevan muchos ingredientes y os llevará un poco de vuestro precioso tiempo cocinarla pero que va a merecer la pena por lo rico que queda, por lo fácil que es de realizar y por el gusto que da llegar y calentar. Porque no siempre el estar tiempo en la cocina significa que sea difícil de cocinar

    Los ingredientes son:

    • 2KG de pollo
    • 1 cabeza de ajos
    • 30 grs de orégano seco
    • 125 grs de ciruelas pasas
    • 125 grs de aceitunas
    • 60 gramos de alcaparras
    • 3 hojas de laurel
    • 60 ml de vinagre de vino tinto
    • Aceite de oliva
    • 100 grs de azúcar moreno
    • 125 ml de vino blanco
    • Perejil
    • Sal pimienta molida negra

     

    Lo primero que tenéis que hacer es preparar el adobo, para ello mezcláis el ajo, el orégano, el laurel , las alcaparras, las ciruelas, el aceite, el vinagre y el perejil.

    Una vez mezclado todo, se unta el pollo salado con todo y se deja macerar toda la noche en la nevera.

    Al día siguiente, precalentáis el horno a 180 grados.

    En una fuente ponéis el pollo con el adobo por encima, espolvoreáis el azúcar y vertéis el vino.

    Se deja que se haga el pollo a fuego lento durante una hora, regando de vez en cuando

    Sacáis del horno y se sirve con la salsa.

    Posted by admin @ 19:30

  • Comments are closed.