• Carnes 17.09.2014

    Hoy el plato que os voy a proponer es uno de los favoritos de mi familia y la verdad sea dicha es que está buenísimo.

    Es un plato muy vistoso , con lo cual lo podéis hacer cuando tengáis invitados y queráis deslumbrar con un plato distinto.

    Normalmente, lo preparo con presa , pero también  se puede hacer con solomillo de cerdo ibérico o con secreto también de cerdo ibérico, aunque este último a mí me gusta menos.

    La presa , es la auténtica desconocida de la cocina, o al menos eso creo yo, ya que pocas veces la encuentras en las carnicerías tradicionales y en los supermercados o grandes superficies es prácticamente imposible.

    Yo la descubrí hace  unos años durante un viaje de fin de semana que hicimos un grupo de amigos a una casa rural en la provincia de Salamanca y desde entonces es una pieza de carne que no falta en mi cocina , por el excelente sabor y versatilidad de preparaciones que tiene y que ya os iré diciendo en otras recetas que cuelgue más adelante.

    El peso aproximado de una pieza de presa (es mejor que la compréis entera y luego la fileteéis una vez cocinada) es de 600 grs. Os digo esto para que lo tengáis en cuenta cuando compréis, ya que cada uno de vosotros sabéis lo que se come en vuestra casa.

    Como siempre , y después de la habitual presentación , os digo los ingredientes, en este caso para 4 personas( si en vuestra casa se come muchos pues no tenéis nada más que añadir más ingredientes en forma proporcional):

    ‒        1 Presa de cerdo ibérico

    ‒        2 cebollas

    ‒        2 zanahorias

    ‒        1 vaso de caldo de carne

    ‒        1 vaso de sidra natural

    ‒        Aceite de oliva virgen

    ‒        Sal, pimienta negra

    Una vez que tenéis todos los ingredientes organizados empezáis con la preparación:

    Peláis las zanahorias y las cortáis en rodajitas , y peláis las cebollas y las cortáis finamente. Seguidamente ponéis una buena cantidad de aceite y cuando esté caliente añadís las verduras preparadas anteriormente. Este proceso lo hacéis a fuego muy lento para que quede todo como confitado.

    Una vez que están hechas las verduras las retiráis del fuego y reserváis.

    En una sartén ponéis un poco de aceite, y cuando esté bien caliente, incorporáis la presa salpimentada, el fuego debe estar bien fuerte. Es importante sacar la carne del frigorífico un poco antes para que no quede fría por dentro , sobre todo si os gusta al punto.

    Una vez dorada y hecha un poco menos de lo que os gusta, la retiráis y reserváis.

    En el aceite en que se ha hecho la carne incorporáis el caldo de carne y la sidra y se deja que se reduzca . Cuando se ha reducido la salsa, se liga con un poco de harina fina ( para que no salgan grumos la harina la disolvéis en un poco de caldo o agua fría) . Si os queda algún grumo la pasáis un poco con la batidora. A continuación se incorpora la presa unos cinco minutos, para que se caliente y se termine de hacer ( este paso lo hacéis justo cuando vayáis a emplatar).

    Si lo hacéis el día anterior , reserváis la carne , la salsa y la fritada de verdura y lo calentáis todo en el momento de servirlo.

    La presa se puede filetear antes de incorporarla a la salsa para calentarla o después al servirla

    El plato lo presentamos poniendo en el fondo la cebolla y la zanahoria, encima se pone la carne fileteada y salseamos por encima

    Y lo dicho al principio, ya veréis que bueno está.

    Posted by admin @ 22:31

  • Comments are closed.