• Un poco de todo 18.03.2016

    Quiché de espinacas

    Llega la Semana Santa, y en estas fechas, siempre me gusta poner alguna receta acorde a las fechas.

    Bien es verdad que una quiché puede que os suene poco a estas celebraciones, pero tiene un ingrediente que es de lo más tradicional: las espinacas, así que me ha parecido que os lo podía proponer.

    La mayoría de vosotros, seguro que vais a tener unas pequeñas vacaciones, así que os vendrá bien disponer de recetas que os permita estar disfrutando de estos días, sin complicaros mucho la vida.

    Incluso lo podéis cocinar con antelación, congelarlo, y lo único que hay que hacer es darle un golpe de horno a la hora de comer o cenar

    Bueno  y sin más dilación empiezo con los ingredientes

    • 1 paquete de masa quebrada o de hojaldre
    • 3 huevos
    • 1 bote de nata líquida
    • Espinacas
    • Queso camembert
    • 1 Cebolla pequeña
    • Sal y pimienta

    Veis que no os pongo cantidades de espinacas ni de queso camembert, pero es que eso depende de si os gusta más fuerte de sabor o menos. El que aparece en la foto está hecho  con 200 grs de espinacas y 150 grs de queso camembert y  sale bueno de sabor, pero si os gustan los sabores fuertes, tendréis que poner más cantidad, sobre todo de queso.

    Lo primero es cocer las espinacas, troceadas, en agua salada en la olla exprés. Cuando empiece a “silbar” dejáis  pasar 5 o 6 minutos y retiráis

    Mientras se cuecen las espinaca, ponéis a pochar la cebolla a fuego lento , para que no se queme, en una sartén con un poco de aceite. Mientras se pocha la cebolla forráis el molde con la masa. Como os sobrará la recortáis.

    Pinchad la masa con un tenedor.

    Batís los tres huevos, agregáis el queso camembert, en trocitos pequeños, para que se reparta por toda la masa, y la nata líquida y la sazonáis con sal y pimienta

    Cuando la cebolla está pochada la incorporáis al molde forrado , a continuación añadís la mezcla de huevos y las espinacas, hundiéndolos con la ayuda de un tenedor, para que queden repartido por todo el relleno.

    Calienta el horno a 180º durante 15 minutos y hornea durante 40 o 50 minutos, dependiendo de lo alto que os haya salido la quiché

    Dejad que se enfríe para desmoldar y servid

    ¡Y ya está! Ya veréis que rico y que práctico es, y que disfrutéis de estas merecidas vacaciones.

    Posted by admin @ 8:58

  • Comments are closed.