• Carnes 12.11.2014

    Qué clásico tenemos hoy!.

    Seguro que en cada casa se cocina de una forma distinta. Mi receta se la debo a Antonia, la madre de Javier, que ya sabéis que es mi marido, a la cual le salía buenísimo.

    Es una receta súper socorrida, porque tiene la ventaja que se puede congelar, así que cumple la máxima de este blog, cocinar con antelación.

    Además para los días de fiestas que se nos avecinan, que aunque todavía queda mucho los supermercados y grandes almacenes ya nos lo están recordando, viene fenomenal. Lo cocináis el día anterior o incluso los días anteriores y ya tenéis preparada la comida con un simple golpe de horno.

    Tened en cuenta que además habrá vacaciones escolares y con los niños en casa, todo es más caótico, teniendo en cuenta que los padres no siempre las tienen, con lo cual un problema más. Además os garantizo que con la salsa tan rica que lleva, les va a encantar.

    Y si sois de los que reciben familiares de fuera, no os cuento lo bien que os va a venir esta receta.

    Lo mejor es poder conseguir un redondo de ternera blanca, porque es más tierna, pero si no es así, no pasa nada, lo dejáis cocer un poco más y ya está.

    También vais a necesitar caldo de carne, así que no me repito más, que ya os lo dije la semana pasada, ya sabéis a tirar del congelador.

    Empezamos como siempre con los ingredientes, en este caso para 6 personas.

    • 1kg de Redondo de ternera blanca, para asar
    • 1 tomate
    • 1 pimiento verde
    • 1 cabeza de ajos
    • 1 cebolla
    • 1 zanahoria
    • 1 vaso de vino blanco
    • Caldo de carne o verduras
    • Laurel, perejil, pimienta negra, sal
    • Aceite de Oliva Virgen

     

    Lo primero es preparar el caldo de pollo o carne, si lo tenéis pues os ahorráis este paso, si no en una olla exprés, ponéis agua con despojos de pollo junto con un trozo de carne y una punta de jamón, y lo dejáis cocer durante 30 minutos, pasado este tiempo retiráis y reserváis.

    Pedidle al carnicero que el redondo s lo de atado para que mantenga bien la forma.

    Saláis la carne, en la olla exprés, ponéis un buen chorro de aceite y la doráis por todas partes. Mientras se dora, peláis todas las verduras, excepto los ajos, y las troceáis. Las incorporáis a la carne y rehogáis todo junto. La cabeza de ajos añadidla entera.

    Cuando esté blandita toda la verdura añadís el caldo y el vino hasta cubrir la carne. Se deja que se cueza un poco y se tapa la olla dejando que todo se cocine durante 1 hora ( si no fuera de ternera blanca dejadla 1 hora y cuarto u hora y media). Debéis mover la olla de vez en cuando para que no se pegue el guiso.

    Pasado este tiempo, se abre la olla , se reserva la carne y la salsa se pasa por la batidora y luego por el chino. Si hubiese quedado muy líquida se añade un poquito de harina diluida en un poco de agua.

    Fileteáis la carne con ayuda de un cuchillo bien afilado para que os salgan unos filetes finitos ( este paso hacedlo con la carne fría porque es más fácil) y salseáis con la salsa bien caliente.

    La carne se puede tomar caliente o fría, como más os guste. Si la queréis caliente con meterla un poco en el horno es suficiente

    ¡Que la disfrutéis!

    Posted by admin @ 23:44

  • Comments are closed.