• En algunas ocasiones os he comentado, que la idea de este blog, no es tanto presentaros platos que no conozcáis, sino, presentaros propuestas para las comidas y cenas diarias, y que tan complicadas son a veces de organizar.

    Hoy estamos ante una de esas recetas, que todos conocéis, pero que algunos, y me pongo de ejemplo, no siempre cocinamos, principalmente porque no nos acordamos ni de su existencia.

    Es una verdura típica del invierno, y os aseguro, que aunque no os guste este ingrediente, sé que tengo seguidores que cuando pongo verduras ni me leen, os puedo asegurar que está riquísima.

    Si lo acompañáis de un rico chorizo fresco, es  ideal como plato único. En Sanabría, cuando pasaba allí mis vacaciones navideñas de pequeña y no tan pequeña, siempre lo cocinaban mi madre y mis tías  junto con un chorizo de los que embutían en esas fechas. ¡Qué rico estaba!, ahora con tanta dieta, elimino el chorizo. Los que me sigáis y hayáis disfrutado de estas tierras seguro que lo habéis comido.

    La preparación es muy sencilla, la podéis dejar cocinada con antelación y si os sobra podéis congelarla. Así que me parece ideal, para el propósito de este blog.

    Empiezo como siempre con los ingredientes.

    • Un repollo
    • ½ manzana
    • Aceite de oliva Virgen
    • Pimentón dulce de la Vera
    • Chorizo fresco

    Laváis el repollo hoja a hoja, y lo ponéis a cocer en la olla exprés en agua y sal, junto con la media manzana, para que no huela. Es lo malo que tiene esta verdura, el olor que desprende cuando se cueza.

    Lo dejáis cocer durante 30 o 40 minutos, desde que la válvula empiece a silbar.

    Pasado ese tiempo, escurrís y reserváis. ¡Acordaos de quitar la manzana!.

    Mientras se cuece, podéis ir friendo el chorizo, en una sartén con un poquitín  aceite de oliva Virgen. Hacedlo a fuego lento, para que no se “arrebate”.

    Una vez tengáis el chorizo preparado, lo reserváis y el aceite de freírlo lo incorporáis al repollo.

    En una sartén ponéis un chorrito de aceite y calentáis. Cuando esté, dejáis templar y añadís ½ cucharadita de pimentón, lo mezcláis bien, y  añadís la mezcla al repollo. Rehogáis a fuego lento durante 10 minutos y ya tenéis preparada esta rica receta.

    Servidlo acompañado del chorizo.

    Posted by admin @ 10:28

  • Comments are closed.