• Arroces y Guisos 08.02.2018

    Me encantan los platos de arroz,  de hecho, tengo unos cuantos colgados en el blog. Y eso que al principio, cuando empecé a darme cuenta de que adoraba la cocina, hace ya muchos, muchos años, no los cocinaba casi nunca, porque me daban pavor.

    Será porque la primera vez que cociné una paella, allá por los años 90, le eché tanta agua, y lo tuve tanto tiempo cocinando, que Javier, mi marido, mi mejor y fan y también mi primer conejillo de Indias, tuvo que tirar todo, menos el marisco que habíamos comprado, claro, que nos lo comimos bien cocidito.

    Pero, cuando descubrí que siguiendo un guión, no era difícil, no hay arroz que se me resista.

    Además se pueden comer en cualquier temporada. Todo depende de lo que le agreguemos

    Este está buenísimo y os aseguro que merece la pena dedicar un ratito, para disfrutar luego de un plato más que delicioso.

    Y sin más, os propongo ya los ingredientes, para que este fin de semana, os pongáis manos a la obra.  Como ahora no encontraréis boletus, usadlos congelados, no es lo mismo, pero la verdad es que hacen el apaño

    Las cantidades son para 4 personas:

    • 1 cebolla
    • 250 grs de Boletus
    • 150grs de Foi fresco
    • 250 grs de arroz tipo bomba
    • Nata
    • Queso Parmesano
    • 1,3 l entre el caldo de carne o pollo

    Empezamos con la preparación que os aseguro, es bastante sencilla

    Lo primero que tenéis que hacer es el caldo, si no lo tenéis en el congelador, claro. Para ello en la olla exprés, ponéis agua, junto con despojos de pollo, o un trozo de carne o unas verduras, y cuando la válvula empiece a pitar, calculáis 15 minutos y retiráis. Haced más cantidad de la necesaria y así lo podéis congelar para otra vez.

    En la cazuela que vais a cocinar el arroz ponéis un poco de aceite y doráis la cebolla muy, muy picadita.

    Cuando esté dorada la cebolla, incorporáis las setas, debidamente descongeladas y rehogáis un poco.

    A continuación, añadís el arroz rehogáis y luego regáis con el caldo.

    Si os gusta más o menos caldoso deberéis añadir un poco más o menos de caldo al final de la cocción. Tened en cuenta que debe quedar un poco cremoso, no es un arroz seco

    El arroz lo debéis tener unos 20 minutos cociendo. Cuando falten 5 minutos, incorporáis la nata y el queso y removéis para que se mezcle bien.

    Pasado este tiempo, dejáis reposar 5 minutos y mientras salteáis el foi en una sartén durante 2 minutos.

    Emplatáis el arroz, poniendo por encima los trozos de foi

    Venga, ánimo, ya veréis como es más sencillo de lo que os pueda parecer

    Posted by admin @ 14:19

  • Comments are closed.