• Pescados y mariscos 15.01.2014

    Una vez pasada las Fiestas y la primera semana de rebajas, volvemos a la normalidad, y nada mejor para ello que la receta tan sencilla que os propongo hoy.

    Aunque os parezca un poco sosa la foto , eso no quita para que sea muy , pero que muy sabrosa os lo aseguro y si no que se lo digan a mi amiga Concha, que las veces que les  ha cocinado este plato  a su familia les ha encantado y encima  es muy sencilla de elaborar, así que , que más queremos

    Necesitaréis un clásico de la cocina española, porque no me digáis que el gallo no es el típico pescado, junto con la pescadilla o la merluza , que hemos tomado todos cuando éramos pequeños y que supongo que seguiréis tomando. Si podéis os recomiendo que lo compréis fresco. En las pescaderías los venden grandes, de un peso aproximado al kg, pero también tienen otros en torno a los 500 o 550 grs que también están muy buenos y son un poco más económicos.

    En cuanto a las gambas, podéis utilizarlas congeladas, pero si son frescas, mejor que mejor.

    Bueno y sin más empezamos con los ingredientes que para 4 personas son:

    ‒        1 Gallo de 1kg o dos de ½ kg

    ‒        24 gambas

    ‒        ¼ l de nata líquida

    ‒        ½ limón

    ‒        3 Dientes de ajo

    ‒        1 guindilla pequeña

    ‒        Aceite de oliva virgen

    ‒        Sal

    ‒        Pimienta negra

    Cuando vayáis a comprar le decís al pescadero que os quite las dos pieles que tiene el gallo y que os saque los filetes.

    En función del gallo que hayáis comprado dividís los filetes en dos o tres tiras

    Si las gambas las habéis comprado frescas las peláis (si son congeladas de las que venden peladas os ahorráis este paso)

    En una sartén ponéis una cantidad generosa de aceite de oliva, fileteáis los ajos y añadís la guindilla entera, cuando los ajos empiecen “a bailar” incorporáis las gambas. Los dejáis cocinar todo a fuego lento. Vamos que habéis cocinado unas gambas al ajillo de las de toda la vida.

    Una vez cocinadas las gambas , en una fuente de horno ponéis la nata , le añadís el aceite y los ajitos de las gambas y removéis para mezclar.

    En cada tira de filete de gallo salado, ponéis dos o tres gambas y enrolláis y vais colocando los rollitos sobre la nata. Cuando ya habéis colocado todos incorporáis el limón cortado en dos trozos enteros. Salpimentáis el pescado y lo metéis en el horno precalentado a 180º durante 15 minutos.

    Si preparáis la receta con antelación en el momento de calentarla añadís un poco de leche si veis que se hubiera espesado demasiado la salsa

    Una vez transcurrido ese tiempo sacáis del horno emplatáis con la nata como base y ya está.

    ¡Ya veréis que sencillo y sabroso está!.

    Posted by admin @ 21:38

  • Comments are closed.