• Sopas y cremas 27.06.2013

    Salmorejo

    Salmorejo

    ¡Ya estamos en verano!, así  que durante esta estación procuraré colgar recetas sencillas y adecuadas para esta época. Muchos empezaréis las vacaciones en breve, con lo cual las ganas de cocinar son menores. Pero no os preocupéis que también existen comidas apetecibles y a las que no  hay que dedicar mucho tiempo

    Para mí, uno de estos platos que  además es  muy típico de la cocina española, es el salmorejo. Tengo que confesaros que hasta hace muy poco no lo había cocinado nunca, si el realizarlo lo podemos considerar cocinar, pero si es verdad que cada vez que acudía a algún restaurante en estas fechas y lo tenían en la carta, lo pedía.

    En este sentido tengo que agradecerle a mi amiga Patricia que me diera su receta , que además está buenísima como podréis comprobar cuando os pongáis manos a la obra y lo preparéis.

    Los ingredientes, veréis que son sencillísimos.

    En cuanto a los tomates, los tenéis que elegir bien maduros y si podéis  de clase ”raf”. En muchas fruterías , por lo menos en una que tengo cerca de casa lo hacen así, cuando este tipo de tomate se les quedan demasiado maduros y para ensalada no los pueden vender, los ponen a un precio más asequible. Si podéis aprovechad estas ofertas y ya veréis la diferencia de sabor.

    Con respecto al ajo , aunque se pone muy poca cantidad, al ir en crudo es probable que le de un sabor un poco fuerte, así que si estáis entre los que os sienta mal este ingrediente cuando no va cocinado, lo podéis quitar.

    Para el pan ,a mí me gusta mucho utilizar el candeal ya que tiene una miga más densa

    Bueno y después de estos prolegómenos empezamos con los ingredientes

    ‒        1 KG de tomates bien maduros

    ‒        La miga de tres panecillos

    ‒        1 vaso de aceite de oliva virgen

    ‒        1 diente de ajo

    ‒        50 gramos de jamón cortado en virutas

    ‒        1 huevo duro

    ‒        Sal y vinagre

    En la batidora ponemos los tomates pelados ( si los escaldáis un minuto, os costará menos realizar esta operación) y  los batís añadiendo la miga de pan poco a poco. Una de las funciones de la miga es espesar, por eso os digo que la añadáis poco a poco, para que cada uno lo deje a su gusto. También añadís el diente de ajo, quitándole  la parte verde.

    Una vez batido todo incorporáis el aceite , también poco a poco , pero ya a mano y dando vueltas,  y seguidamente la sal y el vinagre al gusto.

    Mientras estáis preparando todo ponéis a cocer un huevo

    ¡Y ya está!. Veréis que rico. Si hacéis más cantidad lo podéis guardar en el frigorífico durante dos o tres días y utilizarlo para la comida, la cena o incluso como aperitivo entre horas.

    Para servirlo lo hacéis en cuencos individuales. Ponéis el huevo picado y el jamón en virutas en un plato aparte para que cada uno lo incorpore al gusto y ¡a comer!

    Posted by admin @ 0:00

  • Comments are closed.