• Carnes 20.03.2014

     

    Ya sabéis que me gusta mucho dedicar las recetas, o bien porque a la persona a la que se la dedico le gustó mucho cuando se la cociné por primera vez, o bien porque es la que me la enseñó a cocinar, o porque en su día me dio la receta

    En este caso lo que os propongo hoy en el blog es “cosecha” de mi cuñada Eva, bien es verdad que la he reinterpretado añadiendo un ingrediente que ella no me dijo, pero en esencia se la debo a ella. Y a lo mejor cuando la lea,  también se lo incorpora

    Es muy sencilla de preparar, si os sobra la podéis congelar y si me apuráis hasta la podéis cocinar con antelación, con lo cual es perfecta y además os puede venir muy bien para celebraciones especiales ya que está riquísima y seguro que triunfáis con vuestros invitados

    En mi caso, siempre la cocino con solomillo de cerdo ibérico pero si no tenéis o no lo encontráis,  también está muy buena con solomillo de cerdo blanco.

    Los ingredientes para 4 personas son:

    ‒        2 Solomillos de cerdo ibérico (cada uno pesa aproximadamente 300 o 350 grs)

    ‒        Pimienta negra en grano

    ‒        Mostaza de Dijon

    ‒        1 Limón

    ‒        1 Vaso de vino oloroso

    ‒        2 Patatas medianas

    ‒        ½ vaso de caldo de carne (es opcional)

    ‒        Sal , Aceite de Oliva Virgen

    Como os he dicho al principio la preparación es sencilla.

    Saláis los solomillos, lo untáis con la mostaza, le espolvoreáis la pimienta negra recién molida , le exprimís el limón y los dejáis macerar durante ½ hora más o menos.

    Mientras tanto precalentáis el horno a 180º.

    En una fuente de horno ponéis las patatas peladas y cortadas en forma panadera, las saláis y las ponéis a asar con un chorrito de aceite durante 15 minutos.

    Pasado este tiempo incorporáis a la fuente los solomillos con el jugo del limón incluido

    A los 20 minutos añadís el vaso de vino oloroso y dejáis que se siga asando otros 20 minutos más. Si veis que se evapora mucho el vino, y  para que quede con un poco más de salsa, añadís el caldo de carne

    Transcurrido los 40 minutos, sacáis del horno cortáis en lonchas gruesas y servís con las patatas.

    Como os he indicado si os sobra lo podéis congelar y cuando lo calentéis le añadís un poco de caldo para que no quede seco.

    Ya veréis que delicioso está

    Posted by admin @ 10:19

  • Comments are closed.