• Pastas 06.03.2014

    En muchas ocasiones en la introducción que hago de cada receta os comento donde podéis comprar alguno de los ingredientes, en el caso hoy, os voy a recomendar un sitio nuevo que descubrí hace un par de semanas donde venden pasta fresca recién elaborada, y que a los que vivimos cerca de El Retiro en Madrid nos pilla fenomenal. Se llama Recoleta y está en la calle Menorca 16.

    Tienen muchísima variedad y de entre todas yo he elegido, los tallarines al tomate que me parece que le van fenomenal a la preparación que os propongo hoy, pero como pienso probar más ya os iré diciendo

    Siempre me he preguntado porque a nadie se le ocurría poner un negocio donde vender todo tipo de pastas frescas y mira por donde dando un paseo por la zona vi esta tienda. La pasta está exquisita y no tiene nada que ver con la que venden envasada en los supermercados.

    El otro ingrediente importante de la receta es la morcilla, para mi gusto la mejor es la de arroz y si es de Burgos ni os cuento.

    También necesitaréis  film de plástico, así que lo pondré en la lista.

    Únicamente os quiero advertir que si cocináis con pasta fresca, lo mejor es que hagáis la receta para consumir en el momento.

    Bueno y después de este preámbulo, empezamos.

    Como siempre, lo primero, los ingredientes que para 4 personas son:

    ‒        ½ Kg de Tallarines frescos al tomate o tallarines al huevo de pasta dura

    ‒         Morcilla de arroz

    ‒        4 huevos

    ‒        Nata para cocinar

    ‒        Sal, aceite de oliva Virgen

    ‒        Papel film

    Cortáis la morcilla en trozos de unos 5 cm ( en función de lo que coman en vuestra casa calculáis 1 o 2 trozos por persona) y la introducís en el horno pre-calentado a 180º durante 20 minutos con un chorrito de aceite.

    Pasado este tiempo, la sacáis, quitáis la piel , la deshacéis  y mezcláis con la nata.

    Ponéis abundante agua a cocer en una cazuela. Mientras llega al punto de ebullición cortáis cuatro trozos de film y ponéis en cada uno de ellos un huevo entero, sin cáscara claro y atáis los cuatro picos con hilo, con cuidado de que no quede ningún hueco por donde se pueda escapar la clara. Cuando empieza a cocer incorporáis los paquetes uno a uno, y dejáis cocer durante 4 minutos. Sacáis, quitáis el film y reserváis

    En otra cazuela, a poder ser grande, ponéis una buena cantidad de agua salada. Cuando empiece la ebullición añadís la pasta y dejáis cocer durante 2 o 3 minutos. Escurrís y para mi gusto lo mejor es pasarla por agua fría y luego añadirle un chorrito de aceite y calentar antes de emplatar. En la tienda donde compré la pasta me dijeron que este paso no lo hiciera,  pero yo creo que  queda mejor. Otro consejo que me dieron era que “sacudiese” la pasta antes de incorporarla al agua para que quedara más suelta

    Si lo hacéis con pasta dura, dejad cocerla lo que recomiende el fabricante.

    Una vez cocinado todo, en un plato ponéis los tallarines, encima la mezcla de morcilla y nata y termináis con el huevo.

    ¡Ya veréis que rico!

    Si queréis preparar la receta con antelación podéis cocer la pasta y reservarla en el frigorífico con un chorrito de aceite, la morcilla la asáis y reserváis, pero eso si los huevos los tenéis que cocer en el momento.

    Espero que os guste

    Posted by admin @ 0:08

  • Comments are closed.