• Postres 19.08.2015

    En verano, disfrutamos de una variedad de frutas que hace que nos entren por los ojos y apetezca estarlas comiendo a todas horas. Además tienen tanta agua, que cuando la comes da la sensación que la sed se te quita, y más en este verano tan, tan, caluroso que estamos teniendo, que no hay día que no nos levantemos con la noticia de que estamos inmersos en una nueva ola de calor, que yo creo que es la misma, que no se va.

    Pero aún así, hay personas, sobre todos niños, a los que la fruta  aunque haga el calor que haga es imposible que la coman. Por eso se me ha ocurrido presentaros esta receta, en la cual la fruta aparece un poco disfrazada y por lo tanto es posible que se acabe ese problema.

    También es muy útil, en los casos en los que vayáis a celebrar alguna comida familiar o de amigos, en el porche, o en la playa o en el campo.

    Las cantidades de fruta o de los demás ingredientes, depende del tamaño del molde que vayáis a usar. Las que os pongo es para uno de de 18 cm que es con el que lo he preparado. En cuanto a la variedad de fruta, cada uno que ponga la que más le gusta

    ‒        2 melocotones

    ‒        2 nectarinas

    ‒        3 paraguayas

    ‒        2 o 3 hojas de verbena (si no las tenéis no pasa nada)

    ‒        200 grs de azúcar en polvo

    ‒        4 láminas de gelatina neutra

    Empezáis pelando y cortando en rodajas, de tamaño medio la fruta y la vais colocando por capas en un molde que previamente habéis forrado con papel de aluminio para que no tengáis problemas al desmoldar.

    Ponéis a ablandar la gelatina en agua

    Laváis las hojas de verbena y la picáis en trozos grandes.

    Echáis el azúcar en un cazo y añadís 30 cl de agua, removiendo para que se diluya. Seguidamente ponéis el cazo en el fuego hasta que comience a hervir. A continuación añadís las hojas de verbena y dejáis que cueza todo durante 10 o 15 minutos.

    Pasado ese tiempo coláis e incorporáis la gelatina escurrida, mezclando.

    Vertéis esta mezcla en el molde donde habéis colocado las frutas.

    Dejáis enfriar por lo menos 3 horas en el frigorífico y desmoldáis.

    Tengo que deciros, que al día siguiente de prepararlo está más buenos.

    ¡Y a disfrutar de estos días de campo o playa!

    Posted by admin @ 20:39

  • Comments are closed.