• Postres 21.03.2013

    Este mes , y por estar en las fechas que estamos, próximos a la Semana Santa , voy a colgar un dulce extra, que seguro que os encantará a la mayoría.

    Se trata de las típicas torrijas, tan apetecibles siempre , pero en Semana Santa más por su tipismo .

    Ya se que os diréis que las venden en muchos sitios, pero os aseguro que como las caseras no hay ningunas.

    Es fundamental el pan, el que venden especial es el mejor, aunque también se pueden hacer con pan de molde o con pan normal del día anterior. Yo compro uno de mantequilla que hacen en una pastelería que hay cerca de casa , “Viena Azul” que es fantástico, de hecho el año pasado salió , incluso , en televisión.

    Bueno, pues entonces empezamos con los ingredientes no os pongo cantidades porque depende de las que queráis hacer:

    ‒        Pan de torrijas

    ‒        Leche

    ‒        Huevos

    ‒        Canela en rama

    ‒        Canela en polvo

    ‒        Azúcar

    ‒        Aceite

    La preparación es muy sencilla :

    Ponéis a calentar leche con una ramita de canela y azúcar. La dejáis un rato calentando para que coja el sabor de la canela, la retiráis del fuego la dejáis templar. Mientras tanto vais cortando las rebanadas de pan al gusto, a mí personalmente me gustan más bien gorditas, como de un centímetro y medio

    En una sartén se pone una buena cantidad de aceite a calentar.

    Cuando la leche se ha templado vais pasando por ella las rebanadas de pan para que se empapen, las tenéis que tener hasta que estén un poco blanditas ,no digo tiempo porque depende del pan que hayáis utilizado.

    A continuación las pasáis por el huevo batido y las incorporáis a la sartén. Para freírlas, lo mejor es que el aceite esté caliente pero a fuego lento para que se queden doraditas, pero no quemadas.

    Mientras se están haciendo las torrijas, en un plato mezcláis azúcar con canela en polvo (unas tres partes de azúcar por una de canela pero esto es al gusto dependiendo de que os guste con más sabor o menos a canela)

    Hay que ir mirando de vez en cuando, levantando un poco la torrija, para que en cuanto esté doradita darle la vuelta. Esto hacedlo con cuidado para que no se rompan.

    Cuando estén hechas por ambos lados, las sacáis y las ponéis en un plato o fuente y las espolvoreáis con la mezcla de azúcar y canela

    Las dejáis templar un poco y ya están listas para comer.

    Si no consumís todas las que habéis hecho, no os preocupéis, las tapáis con  papel de aluminio y se pueden comer al día siguiente, aunque como más ricas están es recién hechas

    This month, for being upcoming to Easter, I’m going to post another dessert that I’m sure you all will love it.

    It is the typical French toast, always tempting, but even more now at Easter.

    I know they are sold in many places but I assure you that there are none as the homemade ones.

    Bread is essential in this recipe, the particular sold for it is the best one, though they can also be made with sliced bread or normal bread form the day before. I always buy one made of butter from a bakery that’s close to my house “Viena Azul”.

    Well, lets start then with the ingredients. I don’t put any amount as it depends on how many you want to make:

    -Toast bread

    – Milk

    – Eggs

    – Stick of cinnamon

    – Cinnamon

    – Sugar

    – Oil

    The preparation is very simple:

    You put milk to heat with a cinnamon stick and sugar. Let them heating for a while so it will take the taste of the cinnamon, remove from the heat at let it temper. Meanwhile, cut the bread slices in the size you prefer, I personally like them of half an inch.

    In a frying pan put a good amount of oil to heat.

    When milk is already temper, put the slices of bread in it so they are soak, leave them in milk until they are soft, I don’t set time because it depends on the bread you’ve used.

    Next, you pass them by the beaten egg and put them in the pan. For frying, it is better that the oil is hot but low heat so they will look golden brown but not burned.

    While the French toast are frying, mix in a plate cinnamon and sugar (about three parts of sugar to one part of cinnamon but this depends on how much you like the taste of cinnamon.

    You should oversee them from time to time raising the French toast, so when it becomes golden brown turn it over. Do this carefully so as not to break them.

    When they are made by both sides you put them in a plate and sprinkle them with the mix of sugar and cinnamon.

    Let them temper a little bit and they are ready to eat.

    If you don’t eat all of them, don’t worry, cover them with aluminum foil and can be eaten the following day. Though they taste better when freshly made.

    Posted by admin @ 0:11

  • Comments are closed.